La amenaza de los distintos

Actualizado
  • 25/04/2014 02:00
Creado
  • 25/04/2014 02:00
Como suele suceder en toda sociedad rígida, algunas cosas no encajan a la perfección, aunque todo aparente funcionar bien

El relato de Divergente comienza cien años después de algún tipo de guerra mundial que no se describe pero que sí sabemos que dejó a la ciudad de Chicago completamente destruida. Esta ciudad, al parecer, es la única en la que hubo gente que logró sobrevivir y, para evitar futuros conflictos, se decidió dividir a la sociedad en cinco grupos distintos según sus rasgos personales.

Sin embargo, como suele sucede en toda sociedad rígida en donde todo aparenta funcionar a la perfección -o al menos lo intenta-, hay algunas cosas que no encajan. Y en ese grupo se encuentra la protagonista de la película, Beatrice Prior, interpretada por Shailene Woodley, aquella chica que sorprendió como la hija adolescente de George Clooney en Los descendientes y enamoró con su papel en la película indie Aquí y ahora.

La vida de Beatrice cambia al cumplir los 16 años, después del test de personalidad que todo adolescente debe hacerse para saber cuál deberá ser su facción. En ese momento, descubre que es una divergente, una persona con una personalidad que podría encajar en más de una facción y, por lo tanto, una amenaza para esta sociedad que no permite las diferencias.

Mientras Beatrice –rebautizada Tris en su nueva facción- hace todo lo posible por esconder su condición, se enamorará de su entrenador, Cuatro (Theo James), con quien tendrá una relación casta al estilo de Crepúsculo, y tendrá que lidiar con un golpe de Estado realizado por la líder de los eruditos, interpretada por una desaprovechada Kate Winslet.

Dentro de ese marco, el director Neil Burger (realizador de Sin límites y El ilusionista) se maneja con soltura para contar una historia fluida, sin demasiadas complicaciones y que entretiene durante sus 139 minutos de duración a pesar de sus incontables clichés que apuntan directamente hacia el corazón del adolescente promedio y prometen no desilusionar a los 20 millones de personas que compraron el libro en alguna parte del mundo.

Lo Nuevo
comments powered by Disqus