Temas Especiales

19 de Sep de 2020

Cultura

ARIA, la “gran hermana”

Para llegar a ese punto, se requirió de una cantidad interminable de lugares comunes del cine de ciencia ficción aplicado a la realidad,...

Para llegar a ese punto, se requirió de una cantidad interminable de lugares comunes del cine de ciencia ficción aplicado a la realidad, centenares de autos destruidos, atentados permanentes al sentido común y para colmo, una graciosa atmósfera de paranoia tecnológica y ataques terroristas.

La participación de un joven actor que se ha convertido en el favorito de Steven Spielberg desde que deslumbró a Hollywood con su participación en la inolvidable película “El misterio de los excavadores” y definitivamente la presencia de buenos actores, entre ellos Billy Bob Thorton, Bill Sadler, Rosario Dawson o Michael Chilklis, sumergidos en este completo absurdo, que al menos entretiene por casi dos horas.

En Control Total, último filme de DJ Caruso, quien dirigió a Shia Lebauf con antelación en el filme “Paranoia”, también producido por Spielberg, el equipo completo se sujeta fuerte ante la premisa que supone una realidad más tétrica que la ficción que soñamos, en presencia de una “Gran Hermana” (llamada ARIA en esta ocasión), superior en determinación inmediata que HAL, la poderosa entidad de la obra de Arthur Clarke, 2001: odisea espacial y más cercana a los días de Ciberdyne, aquellos que crearon Skynet y aplaudieron la “rebelión de las máquinas” (vista en la serie Terminator), odefinitivamente prima hermana del “arquitecto” que nos pone a vivir en “The Matrix”.

A pesar que se plantea como una típica película de intriga terrorista, el argumento va migrando hacia el cine de ficción con la presentación de este organismo artificial que va cobrando conciencia y supera a la EDI, la inteligencia artificial de la morónica aventura de acción de Rob Cohentitulada “Stealth: la amenaza invisible”.

En términos de calidad y manejo de tiempos y emociones, el filme cumple con su cometido, aunque resbala al intentar llenar de lógica el concepto. Lo rescatable del relato es el sentido crítico hacia las decisiones de la política norteamericana y sus constantes decisiones patrióticas en torno al terrorismo.

Lo bueno de Control Total es que al final lo que importa es que la gente salga entretenida al ver una película de acción con un protagonista que cargue el filme y se sienta cómodo en este “corre-corre” (de hecho, ya hemos visto a Lebauf en “Transformers”, “Yo, Robot” y en la última de Indiana Jones).