Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Cultura

Hijos víctimas de engaños

PANAMÁ. Conforme pasan los años la desintegración familiar se hace cada vez más común en todas las sociedades. Se ha convertido en una e...

PANAMÁ. Conforme pasan los años la desintegración familiar se hace cada vez más común en todas las sociedades. Se ha convertido en una etapa común por la que muchas parejas pasan y logran superar con el tiempo. Sin embargo, ¿Desde qué perspectiva los hijos ven esta situación?

De acuerdo con la psicóloga Geraldine Emiliani, la manera en que el hijo se entera depende de cual figura paterna provenga la infidelidad.

‘Depende si los hijos se enteran. En la mayoría de los casos, las madres, tratan de ocultar la infidelidad de su pareja para no afectar la salud emocional de sus hijos. Caso contrario, cuando el padre es el afectado por la infidelidad de su pareja los primeros en enterarse son los hijos a través del padre engañado’, aseguró Emiliani. Sin embargo la reacción de los hijos siempre será la misma, ‘de sorpresa’, puesto ellos no se imaginan ni piensan en que uno de sus padres engañe al otro.

REACCIONES

Otro de los aspectos que determinan la manera en que los hijos pueden reaccionar ante la infidelidad de uno de sus padres es la edad que tengan. Dependiendo de eso pueden ‘sentirse igualmente engañados. Su salud emocional los afecta de tal manera que no se concentran en sus actividades escolares, tienen falta de sueño, miedos, sobretodo a perder a uno de sus padres, por la incertidumbre y la sensación de soledad’, agregó Emiliani.

CONSECUENCIAS

En una entrevista realizada por la agencia de noticias Efe, la psicóloga argentina Ana Nogales, escritora del libro Padres que engañan, cómo la infidelidad de los padres afecta a los hijos, mencionó como las principales consecuencias de la infidelidad: la dificultad para confiar y relacionarse, la vergüenza, la culpa, ira del hijo contra el padre infiel o el engañado, confusión sobre lo que significa el vínculo del matrimonio, manejo de las mentiras y repetición de patrones, entre otros, que se convierten en casos específicos que ilustran las razones por las cuales este tema debe ser tratado hasta lograr sanar los conflictos internos de los hijos de padres infieles.

ORIENTACIÓN

Nogales expuso que, precisamente, la falta de información acerca del tema fue la razón que la impulsó a escribir el libro, puesto que de lo único que se habla es del divorcio y de cómo le afecta al hombre y a la mujer la infidelidad, nunca sobre cómo afecta a los hijos la infidelidad de los padres.

Referente a esto Emiliani, describió el proceso de orientación como ‘difícil’, ya que uno está golpeado afectivamente y emocionalmente y el otro, suele estar con sentimientos de culpa hasta sentir vergüenza ante los ojos de sus hijos. Aunque el que engaña la mayoría de las veces no siente remordimiento alguno, es una manera de justificar su conducta de engaño.

A todo esto, la mejor manera de explicar las situación por la cual está pasando la familia es consultando a un psicólogo terapeuta de familia, o psicólogo especialista de niños y adolescentes. Para que de esa manera las consecuencias y las reacciones de los hijos no vayan a repercutir en su futuro.