Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Cultura

‘La bandera más simétrica del mundo’

Con esa frase Luis De Ycaza intenta exponer el error de reproducir las banderas sin seguir los parámetros correctos.

‘La bandera más simétrica del mundo’
‘La bandera más simétrica del mundo’

No es cualquier azul ni cualquier rojo. Con esa frase Luis De Ycaza intenta exponer el error de reproducir las banderas sin seguir los parámetros correctos.

Al igual que el trabajo de documentación que realizó la Comisión de Símbolos Patrios para desenterrar la versión original del Himno Nacional de Panamá, la bandera del Istmo fue objeto de un minucioso estudio. Lo que se buscaba era la uniformidad.

La bandera original de Panamá poseía el cuadrante azul en la parte superior izquierda, en una zona que según Vladimir Berrío-Lemm, experto en vexilología —ciencia que estudia ampliamente las banderas—, es llamado ‘cantón de honor’. Sin embargo, este color representaba al partido conservador. Es esta la razón por la que posteriormente se realiza la reversión de la bandera, quedando el cuadrante blanco con la estrella azul en esa posición, como se conoce el símbolo hasta hoy.

El 4 de noviembre de 1998, en un diario local se publica el artículo ‘Leviatán y la Bandera de Oro’, un ensayo de José Manuel Donado Aguilar sobre la carta ológrafa de don Manuel E. Amador que hablaba sobre la génesis de la bandera panameña, un trabajo investigativo que le costó más de un año al arquitecto Donado Aguilar.

En esta publicación, Donado Aguilar cita al prócer Manuel Amador Guerrero: ‘La bandera de la revolución del 3 de noviembre de 1903, nació de un in promtu , y como toda creación que surge de esta suerte, vino a la vida por la vía de la inspiración, plena de la espiritualidad y simbolismo’. Además, explica que al encontrarse el prócer Amador Guerrero sumido en un sueño al momento de recibir la inspiración para la creación del mencionado símbolo, su ensayo no podía estar enfocado únicamente desde el punto de vista histórico, sino también psicológico: ‘¡que la bandera panameña es el producto de un sueño; y que la carta ológrafa de don Manuel E. Amador no es más que el relato de ese gran sueño!’.

A partir de estos enunciados, Donado Aguilar se vale de algunos principios de Carl Jung para tratar de darle una correcta interpretación al sueño del prócer, que al no verse representado a sí mismo en dicha ‘visión’ —sino a todos los panameños—, le adjudica el título de ‘Hombre Cósmico o Leviatán’.

Incluso, en este análisis se compara a la bandera panameña con el Taigitu, que está compuesto por el Yang (principio masculino) y el Yin (principio femenino), representados en el símbolo de la nación por las partes contrapuestas clara-roja y la otra oscura-azul, lo cual genera un perfecto balance. De acuerdo con el autor de dicho artículo, el estandarte nacional es la primera bandera áurica. ‘La primera con las proporciones correctas para que las cosas tengan estética’, añade Berrío-Lemm.

Esta publicación —que puede ser solicitada al secretario de la Comisión Nacional de Símbolos Patrios— hace referencia a otras formas arquetípicas y contenidos simbólicos contenidos en la bandera, resolviendo inclusive el enigma de las proporciones dentro de ésta, y la construcción de la estrella pentagonal a partir de un ‘rectángulo dorado’.