Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Planeta

Rescate del Parque Nacional de Cruces

PANAMÁ. Alrededor de 1,000 hectáreas serán reforestadas en el Parque Nacional Camino de Cruces, como parte de un programa de reforestac...

PANAMÁ. Alrededor de 1,000 hectáreas serán reforestadas en el Parque Nacional Camino de Cruces, como parte de un programa de reforestación que tiene como finalidad mitigar el impacto ambiental que está causando la ampliación del Canal de Panamá en el área de Cerro Paraíso.

Así lo dio a conocer el gerente de la sección de manejo de la división de planificación de recursos y control de proyectos de la Autoridad del Canal de Panamá, Daniel Muschett, quien afirmó que de acuerdo a los estudios ambientales, unas 500 hectáreas de bosques secundarios, maduros e intermedios serán afectadas por los trabajos de ampliación de la vía marítima, por lo que se reforestarán unas 1,000 hectáreas en compensación. Y así ha venido ocurriendo, pues miembros de la ACP y de la Autoridad Nacional del Ambiente, junto a un grupo de 25 niños y guardabosque del parque, ya han sembrado 126 mil plantones de 60 especies diferentes de árboles, concluyendo la primera fase del proyecto de reforestación, que pretende cubrir 115 hectáreas afectadas por las excavaciones y la remoción de áreas boscosas.

Informó que el plan de la ACP es sembrar entre el 2008 y el 2011 un millón de plantones nativos en diversos sitios del país; todo esto a cargo de la empresa Geoforestal S.A. a la cual le fue adjudicado un contrato por 277,150 dólares para sembrar los plantones, incluyendo el cuidado de los árboles dentro del lapso mencionado.

Igualmente, las autoridades se encuentran elaborando programas de rescate de vida salvaje, de la mano de especialistas en manejo de fauna silvestre, instalando trampas para rescatar animales como osos perezosos, venados, monos aulladores, serpientes y armadillos, con la finalidad de trasladarlos a bosques donde no se verán amenazados por los trabajos de ampliación. Agregó Muschett que al momento de las excavaciones de la enorme zanja del Canal en el año 1905, se deterioraron miles de hectáreas de bosques primarios de más de mil años; sin embargo, para aquel entonces la humanidad no tenía conciencia ambiental, por lo que no se remediaron los daños; no obstante, durante la administración norteamericana la franja canalera fue minuciosamente cuidada y monitoreada, a sabiendas que la cuenda hidrográfica del lugar era la garantía de sustentabilidad de la operación canalera; “Cerro Paraíso fue afectado a fines de la década de 1930 en un primer intento por ampliar el canal, en ese entonces bajo control de los Estados Unidos. Ellos talaron y limpiaron el área, la cual es la que estamos afectando con la ampliación, pero sin entrar en comunidad, ni en área de bosque primario”.

El proyecto de ampliación, con un costo de 5.250 millones de dólares, busca permitir el paso de buques gigantes "Pospanamax" a través de esclusas más anchas y largas, planificadas para 2015.