Temas Especiales

27 de Nov de 2020

Planeta

¿Una población en riesgo por los desastres naturales?

CHIRIQUÍ. Arkin Tapia, jefe de la sección de sismología e investigador de amenazas naturales del Instituto de Geociencias de Panamá, con...

CHIRIQUÍ. Arkin Tapia, jefe de la sección de sismología e investigador de amenazas naturales del Instituto de Geociencias de Panamá, considera que el distrito de Boquete es como un gran laboratorio, ya que tiene múltiples zonas de amenazas. Señala que se ha detectado personas viviendo en ‘zonas de terrazas inundables’, lo que los pone en un inminente peligro en caso de desbordamiento. ‘Las terrazas son diferentes niveles de elevación producto de la socavación del río. A medida que este viaja hacia el Sur, ha ido socavando’ explicó.

El especialista sostiene que la dinámica del río Caldera ha variado en comparación con la década de los 80, producto de la erosión que se ha venido dando en las partes altas, ya sea por efectos naturales o por la intervención humana, lo que ha hecho que el caudal sea menos profundo, obligando a ensancharse, lo que da como resultado que hayan más inundaciones.

Esta condición aporta una gran cantidad de rocas, las cuales han venido viajando por la pendiente del río, y se han ubicado en un lugar de descanso, el cual se encuentra, en este caso, en el valle de Boquete, donde generalmente la gente construye, indicó el experto e investigador.