01 de Dic de 2022

Deportes

Un tenista que prefiere el fútbol

PANAMÁ. Ser jugador de tenis nunca estuvo en sus planes cuando comenzó a hacer deporte desde pequeño. Mucho menos imaginarse que hoy en ...

PANAMÁ. Ser jugador de tenis nunca estuvo en sus planes cuando comenzó a hacer deporte desde pequeño. Mucho menos imaginarse que hoy en día sería el mejor tenista de su país.

Juan Martín del Potro comenzó a jugar al fútbol desde que tiene uso de razón en el Club Independiente de Tandil, ciudad argentina donde nació el 23 de septiembre hace 23 años.

Como muchos niños en el país sudamericano, donde el fútbol se respira en cada rincón por sobre todos los deportes, Del Potro se pasaba los días con el balón bajo el brazo. Ya fuera en las canchas del club o en la calle.

Gracias a las instalaciones del centro deportivo y a su gran altura, ‘Delpo’ también practicó baloncesto, donde también se destacaba del resto, pero nunca se le cruzó por la cabeza dedicarse al deporte del aro. Su vida pasaba por el fútbol; el fútbol era —y es hoy día— su vida.

‘Yo jugaba al fútbol en el club Independiente, en Tandil. Me gustaba más’, recuerda ‘Delpo’ en una entrevista a un medio argentino.

‘Siempre pasaba por unas canchas de tenis y me daba curiosidad. Un día me prestaron una raqueta, porque no tenía, y me quedé dándole al frontón, para matar el tiempo. Me gustó, empecé a ir más, pero siempre jugando al fútbol, no lo quería dejar por nada en el mundo’, explica.

El fanático del equipo Boca Juniors comenzó a jugar más enfáticamente al tenis a los nueve años. En ese entonces, el fútbol comenzaba lentamente a quedar en segundo plano en la práctica, mas no en la mente ni en su corazón.

‘Al tiempo, un profesor de tenis me dijo que me veía condiciones y me convenció para entrenar más. Terminé decidiéndome por el tenis y jugué varios torneos, pero el fútbol me encanta’, advierte el ganador del US Open del 2009 ante, nada más y nada menos, que Roger Federer.

‘Hoy si encuentro un partido de tenis en la tele no lo veo ni loco. Prefiero ver fútbol’, confiesa.

EL TENIS Y ‘DELPO’

El 11 de enero de 2010 registró su lugar más alto del ranking de ATP al escalar a la cuarta posición. Para ese entonces, ya se había consagrado como el tenista argentino más joven en ingresar al top ten de ranking.

Su primer amor fue el balón de fútbol; segundo, el de tenis, deporte con el que dio el salto al estrellato y donde, internamente, grita ‘¡goool!’.