Temas Especiales

28 de Nov de 2020

Baloncesto

Baloncesto masculino salta al tabloncillo

El quinteto panameño se mide a su similar de República Dominicana. Mientras que el púgil nacional Rivera busca hoy asegurar un bronce

El baloncesto masculino entra en acción hoy, en el décimo día de competencias de los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Uno de los deportes más esperados en esta justa es el del aro y el balón; que se realiza en el gimnasio del auditorio Benito Juárez de la cuidad sede. El entrenador nacional, David Rosario, confía en que este equipo, que combina juventud y experiencia, sea capaz de dar una sorpresa en el certamen.

Rosario lamentó que no se hayan podido tener juegos de fogueo con otras selecciones, como es el caso de los dominicanos, quienes arribaron a Veracruz el pasado 20 de noviembre y vienen jugando juntos desde hace mucho tiempo.

‘Nosotros venimos aquí con todo el deseo de hacer el mejor papel, aun cuando no hemos tenido esos juegos que siempre son necesarios; ya para el próximo año existe una programación con varios eventos en los que estaremos participando’, explicó Rosario.

Por su lado, el armador panameño, Joel Muñoz, considera que Panamá cuenta con un equipo donde el talento individual se fusionará con el juego colectivo para producir los resultados.

‘Tenemos un equipo que dará batalla’, sentenció el veterano base panameño.

Los dominicanos tienen a su estelar jugador Jackson Martínez como gran figura, con jugadores de experiencia como Víctor Liz, Juan Coronado y Manuel Fortuna, con los que aspira a colocarse una medalla en esta competencia.

RIVERA POR MEDALLA

Las esperanzas de una medalla para Panamá en el boxeo de los Juegos Centroamericanos y del Caribe están puestas en Francisco Rivera, quien esta noche, se mide al guatemalteco Juan Reyes en los cuartos de final de la categoría de los 56 kilos (peso pluma).

Una victoria le permitirá al compatriota asegurar la presea de bronce, un anhelo que pretende cumplir como su meta más importante.

‘Espero ganar para que se me reconozca al menos una oportunidad de trabajo, y que pueda seguir adelante. El boxeo es todo para mí, y la verdad es que sí necesito el apoyo con un trabajo", explicó el pugilista.