23 de Feb de 2020

Baloncesto

Ganar cuatro juegos para alcanzar la gloria

Dos de estos partidos serán ante los Spurs de San Antonio, un rival directo en la postemporada

Ganar cuatro juegos para alcanzar la gloria
El trabajo de Stephen Curry (d) tendrá que ser múltiple en busca de la nueva marca de victorias en la NBA, ante una recta final plagada de enemigos serios.

Los Golden State Warriors entran en la recta final de la temporada 2015-2016 con una auténtica posibilidad de alcanzar el mejor registro de victorias en la historia de la NBA.

Los actuales campeones de liga retomaron el camino triunfal con una victoria contundente (136-111) frente a los Trail Blazers de Portland.

Este triunfo (69-8) les permite empatar la segunda mejor marca ganadora en una temporada regular impuesta por los Lakers de Los Ángeles de 1971-1972 y luego igualada también por los Bulls de Chicago de 1996-97.

El equipo de Golden State recuperó su mejor versión después de ver rota su racha de 54 partidos consecutivos como equipo local tras perder el pasado viernes por 106-109 ante los Celtics.

LA MARCA AL ALCANCE

Golden State tiene una genuina opción de conseguir una marca de 73-9 esta temporada, aunque el camino para llegar a ella luce bastante difícil, a falta de cinco partidos para concluir la temporada regular.

Hoy martes, se miden en casa a los Timberwolves de Minnesota, equipo que está ya fuera de la contienda por la postemporada, y que en teoría no tiene nada que perder haciéndole la vida imposible a los Warriors, con jugadores como el español Ricky Rubio, el posible Novato del Año Karl-Anthony Towns y el joven tirador Andrew Wiggins.

Los dos siguientes equipos en la lista son potenciales contendores de postemporada, en encuentros de ida y vuelta.

El jueves, Golden State recibe a los Spurs, uno de los equipos que los ha vencido en esta temporada. Hasta el momento, han dividido honores, cada cual ganando en su cancha.

El sábado jugarán en casa de los Memphis Grizzlies y al día siguiente irán a Texas para devolver la visita a los Spurs, para cerrar la campaña en casa recibiendo a los Grizzlies.

Para lograr la marca de 72-10 en la temporada 1995-1996, los Bulls ganaron cuatro de sus últimos cinco partidos; a diferencia de los Warriors, tres de esos últimos cinco juegos fueron como visitantes.

¿LO LOGRARÁN?

‘Pensar en volver a ser campeones de la NBA es parte del proceso de obtener la marca de victorias'.

Es el pensamiento del técnico de Golden State, Steve Kerr, miembro del equipo de los Bulls que ganó 72 partidos en 1995-1996.

Algunos de sus ex compañeros, como Scottie Pippen, creen que ese equipo de los Bulls hubiera arrollado a los Warriors en una serie por el campeonato de la NBA.

Tales expresiones, sin embargo, parecen haber producido el efecto contrario en los Warriors, que se recuperaron de la pérdida ante los Celtics con una gran demostración ante los Trail Brazers.

Los Warriors dejarán de pensar en el campeonato por unos días, para concentrarse en la marca de Jordan, Pippen y compañía, de la mano de un protagonista de aquella hazaña, quien sabe perfectamente de qué se trata esto.

==========

UN EQUIPO CONSOLIDADO

Los Warriors no han dejado de producir desde que comenzó esta temporada en la NBA.

Desde hoy, Golden State jugará cinco partidos en solo ocho días, tres de estos encuentros en su propia casa.

Dos de estos partidos serán ante los Spurs de San Antonio, un rival directo en la postemporada.