La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Economía

Entra en vigor ley que incentiva la creación de astilleros en Panamá

La legislación otorga incentivos fiscales, migratorios y laborales, para empresas que realicen operaciones de financiamiento marítimo y proyectos marítimos financiables

Entra en vigor ley que incentiva la creación de astilleros en Panamá

La ley de Financiamiento Naval entró hoy en vigor con expectativas del Gobierno panameño para convertir al país en un entorno atractivo de inversión para la creación y establecimiento de astilleros de construcción de grandes buques y otras actividades aún no explotadas.

La legislación otorga incentivos fiscales, migratorios y laborales, para empresas que realicen operaciones de financiamiento marítimo y proyectos marítimos financiables, desde Panamá, informó un comunicado de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), a través de la Dirección General de Registro Público de Propiedad de Naves.

Crea también un régimen legal especial para las operaciones de financiamiento del sector marítimo a nivel local e internacional.

Además de propiciar las condiciones para el otorgamiento de hipotecas navales, la ley pretende crear espacios de inversión para la instalación de astilleros de construcción de grandes naves, actividad que actualmente está dirigida principalmente a barcos de menor calado.

En ese sentido, la AMP explicó que para la construcción de un panamax, los buques más grandes que pueden cruzar por las centenarias esclusas del Canal de Panamá, se deben emplear unos cinco años y emplear a 7.500 trabajadores de diferentes áreas, por lo que resaltó que la actividad generaría un dinamismo al país.

Para la obtención de los beneficios establecidos en la Ley, las personas o entidades que deseen dedicarse al negocio de financiamiento marítimo deberán obtener una certificación que los denomine como "Proyecto Marítimo Financiable", por parte de las autoridades correspondientes.

Dichos proyectos serán aquellos que se orienten a la construcción de naves, astilleros y habilitación de otros locales, talleres o patios para construcción de naves, construcción y reparación de contenedores que sean utilizados para el comercio exterior, y la construcción de parques eólicos marinos.

La entidad señaló que la medida adoptada promoverá la eficiencia logística y el comercio marítimo nacional, lo que a futuro potenciará el crecimiento del país por medio del empuje al sector bancario.

El Canal de Panamá, por el que pasa cerca del 6 % del comercio mundial y fue construido por Estados Unidos a principios del siglo pasado, une más de 140 rutas marítimas y 1.700 puertos en 160 países distintos.

Desde que se inauguraron las nuevas esclusas hace más de un año, ya han transitado por ellas una media diaria de 7 barcos neopanamax, buques grandes con capacidad para transportar hasta 13.000 contenedores.

La marina mercante de Panamá aglutinó en 2016 cerca del 18 % de la flota mundial y registró un total de 8.094 embarcaciones y 226,6 millones de Toneladas de Registro Bruto.