La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Economía

Diputados británicos exploran vías para bloquear un "brexit" sin acuerdo

Varias enmiendas presentadas a una moción del Gobierno que se votará el próximo martes exigen a May que pida una extensión del plazo para abandonar el bloque comunitario

El diputado euroescéptico Jacob Rees-Mogg (c), miembro del European Research Group (ERG), a su llegada al Parlamento tras una reunión del think tank euroescéptico Grupo Brujas este miércoles en Londres (Reino Unido).

Diversos diputados de la oposición y algunos del Partido Conservador de la primera ministra británica, Theresa May, continuaron hoy explorando vías para que el Parlamento bloquee una salida sin acuerdo del Reino Unido de la Unión Europea (UE) el próximo 29 de marzo.

Varias enmiendas presentadas a una moción del Gobierno que se votará el próximo martes exigen a May que pida una extensión del plazo para abandonar el bloque comunitario, si a finales de febrero no ha logrado aprobar un pacto en la Cámara de los Comunes.

Al menos una de ellas, propuesta por la laborista Yvette Cooper y el conservador Nick Boles, tiene opciones de prosperar, después de que diversos diputados "tories" (conservadores) han sugerido que la respaldarán.

El portavoz de Economía laborista John McDonnell, "número dos" de la formación, indicó asimismo que es "altamente probable" que el partido apoye oficialmente una enmienda como esa.

La primera ministra advirtió por su parte, durante la sesión semanal de control en el Parlamento, de que retrasar la partida de la UE "no solucionará nada" y solo postergará el momento en el que el país deberá decidir qué camino quiere seguir.

"Si no logramos materializar aquello que nos han ordenado hacer los ciudadanos británicos en un referéndum, la percepción de la gente sobre este Parlamento y sobre la política caerá a niveles históricos. Perderán la fe en los políticos de todo este Parlamento", alertó la mandataria conservadora.

El ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, opinó que algunas de las cláusulas presentadas son un "peligro real" para el proceso de salida de la UE.

"Hay mucha gente que está hablando sobre retrasar el 'brexit', cuando lo que quieren decir es que no habrá 'brexit' en absoluto", indicó Fox, lo que para él sería el "peor escenario" posible.

Los diputados pueden continuar presentando enmiendas a la moción "neutra" que se votará el próximo martes hasta pocas horas antes del inicio de la sesión, cuando el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, decidirá cuáles de ellas se someten a votación y cuáles quedan descartadas.

La enmienda de Cooper y Boles no obligaría inmediatamente al Gobierno a pedir una extensión a Bruselas, sino que abriría el proceso para aprobar una nueva ley en ese sentido.

La perspectiva de que el Parlamento pueda evitar una ruptura no negociada con la UE ha impulsado en los últimos días la cotización de la libra esterlina, que hoy alcanzó su mayor nivel desde noviembre frente al dólar (1,3069 dólares) y el euro (1,1472 euros).

En paralelo al debate sobre las posibles consecuencias de las enmiendas que se someterán a votación, May continúa buscando el apoyo de la facción más euroescéptica de su formación y de sus socios del norirlandés Partido Democrático Unionista (DUP) a una versión modificada del acuerdo que tumbó de forma contundente el Parlamento el 15 de enero.

A pesar de las especulaciones en la prensa británica sobre la posibilidad de que los euroescépticos rebajen sus exigencias sobre la controvertida salvaguarda norirlandesa, uno de los diputados más influyentes de esa facción reiteró que espera nuevas garantías "legalmente vinculantes" por parte de Bruselas.

"Mientras la salvaguarda esté ahí, no votaré a favor de este acuerdo", recalcó el "tory" Jacob Rees-Mogg, para quien "unas pocas palabras añadidas" al margen del acuerdo firmado entre Londres y Bruselas no bastarán para cambiar su postura.

"Si la única forma de lograrlo es reabrir el texto, entonces eso es lo que tendrán que hacer. Esto es 'realpolitik'", esgrimió.

A ese respecto, Bruselas ha reiterado su oposición a volver a considerar el tratado de salida al que dieron su visto bueno los veintisiete líderes comunitarios restantes en noviembre.

El negociador europeo para el "brexit", Michel Barnier, se mostró hoy abierto, sin embargo, a reconsiderar la "declaración política" sobre la futura relación bilateral, no vinculante, que acompaña al tratado, a fin de hacerla "más ambiciosa".

Advirtió asimismo a los diputados británicos de que oponerse a una ruptura no negociada en el Parlamento "no impedirá que esta tenga lugar a finales de marzo", ya que la salida sin un acuerdo es el escenario por defecto que prevén los tratados europeos.