Temas Especiales

28 de Oct de 2020

América

El nerviosismo de la Casa Blanca

El gobierno de Estados Unidos está en suspenso en Irak, donde no ha podido avanzar con sus planes de retirada

En Washington, el nerviosismo ha llegado a las puertas de la Casa Blanca. Para algunos analistas no hay duda de que el escenario mundial está fuera del control del presidente Barack Obama; especialmente en los escenarios de Europa y el Medio Oriente. Hay claros indicios de que ante los hechos que han tomado por sorpresa al Departamento de Estado han optado por la evacuación de su Embajada en Libia, la misma medida parcial en Bagdad y la protección con centenares de soldados de ese territorio y con un refuerzo militar que el Pentágono ha indicado se trata de una vigilancia estratégica con drones del espacio aéreo. Bajo presión, el gobierno de Estados Unidos está en suspenso en Irak, donde no ha podido avanzar con sus planes de retirada, que no hay duda han resultado un real fracaso en Irak.

En Siria, la participación del gobierno estadounidense ha consistido en una política de contención del gobierno de Damasco y ayudas sumergidas a las milicias que combaten en ese país. Con millones de refugiados y miles de muertos, la guerra sigue sin que Obama haya podido incrementar su fuerza militar, política o diplomática en suelo sirio.

Anda a tientas e improvisando, la Casa Blanca. Fueron sorprendidos en Irak por la rapidez fulminante de del movimiento yihadistas del EIIL, que tomó varias ciudades al norte de ese país en tan solo un día y, a punto de tomarse la capital de Irak, Obama tuvo que retroceder y quedarse diplomáticamente atrapado en una nación que ya no controla.

Tras la anexión rusa de Crimea por Rusia, los movimientos secesionistas en las ciudades del este de Ucrania, han colocado a Kiev en un callejón sin salida. El escenario en la Franja de Gaza, a pesar de la gran ayuda militar a Israel, también se le escapa de las manos.