La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

América

Rusia lamenta que los líderes mundiales apoyaran "golpe de estado" a Venezuela

Rusia defendió hoy la legitimidad del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, su principal aliado en América Latina

Venezuela es un importante aliado ruso en América Latina.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, lamentó hoy que varios líderes mundiales apoyaran lo que llamó el "cuasi golpe de estado" en Venezuela y aseguró que "nadie" tiene derecho a derrocar a un dirigente por medios ilegales.

"Hemos sido testigos de como, una vez más, en una plaza 'se elige', saltándose la Constitución, a otro jefe de Estado. Por cierto, este cuasi golpe de estado fue apoyado por los líderes de varios países. Muy rápido. Como si estuvieran siguiendo una orden", dijo Medvédev en su cuenta de Twitter.

Medvédev subrayó que "nadie tiene derecho a derrocar con métodos ilegales a un jefe de Estado que ganó hace poco tiempo las elecciones (independientemente de que esa persona les guste o no a algunos países y a ciertas fuerzas políticas)".

Rusia defendió hoy la legitimidad del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, su principal aliado en América Latina, y acusó a Estados Unidos de intentar desbancar a su gobierno.

Previamente, durante su viaje a Argelia el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró hoy que el hecho de que EEUU y varios países reconocieran al "autoproclamado presidente" (Juan Guaidó) es indicativo de que participaron directamente en el estallido de la crisis en el país latinoamericano.

"Eso es injerencia en los asuntos internos de otro país y, como ustedes saben, ya hubo un intento de apartar a Nicolás Maduro del poder, inclusive, a través del asesinato", comentó.

En su opinión, la existencia de dos líderes en un país conducirá "al caos y a la inestabilidad" y llamó a "renunciar categóricamente" a cualquier plan de "interferencia militar" en Venezuela.

Lavrov llamó a la oposición encabezada por Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional venezolana, a no convertirse en "peones" de una partida "ajena, muy sucia y criminal", y a la comunidad internacional a crear las condiciones para un diálogo nacional en el que cada una de las partes exprese su opinión y se abstenga de instar a derrocar a las autoridades legítimas.

El Kremlin informó que de momento el presidente ruso, Vladímir Putin, no ha hablado por teléfono con Maduro para agregar que de producirse la conversación se informará sin falta a la prensa.

Al recibir en diciembre pasado a Maduro en Moscú, Putin condenó cualquier intento de cambiar la situación en Venezuela por la fuerza.

"Por supuesto, condenamos cualquier acción que tenga una clara naturaleza terrorista, cualquier intento de cambiar la situación con ayuda de la fuerza", dijo.