La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

América

Pompeo defiende la legalidad de la llamada entre Trump y Zelenski

Pompeo aseguró que el Departamento de Estado actuó legalmente al pedir información a Ucrania sobre el exvicepresidente Joe Biden

En la imagen Mike Pompeo, secretario de Estado estadounidense (d) junto a su homólogo griego, Nikos Dendias.Orestis Panagiotou | EFE

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, afirmó este sábado en Atenas que el Departamento de Estado actuó legalmente al pedir información a Ucrania sobre el exvicepresidente y precandidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, y sobre su familia por presunta corrupción en dicho país.

"La lucha contra la corrupción es muy importante. Es normal que el Departamento de Estado pida a otro Gobierno toda la información necesaria para que el pueblo americano vote", destacó Pompeo en una rueda de prensa conjunta con su homólogo griego, Nikos Dendias.

Pompeo acusó además al Congreso estadounidense de "acoso" a los funcionarios del Departamento de Estado para que le entreguen los documentos que ha requerido para la investigación.

"Respetaremos la ley y entregaremos todos los documentos necesarios. Pero necesitamos tiempo para buscar algunos", recalcó.

La conversación telefónica que Pompeo reivindica como legal, y en la que reconoció haber participado esta misma semana en Roma, ocurrió el pasado 25 de julio y en ella el presidente estadounidense, Donald Trump, presionó supuestamente a su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, para que le diese información sobre Biden.

Esta llamada es el origen del inicio de una investigación de juicio político por parte del Partido Demócrata contra Trump, quien además bloqueó una transferencia de cerca de $400 millones en ayuda militar a Kiev durante semanas después de su conversación con Zelenski.

El secretario de Estado se refirió también al reinicio del dialogo sobre la desnuclearización de Corea del Norte en Estocolmo y expresó su optimismo respecto a que se progresará en el marco de lo acordado en la cumbre de Singapur, en junio de 2018.