Panamá,25º

18 de Nov de 2019

América

Jimmy Morales cree que hay paramilitares apoyando a narcos en Guatemala

El mandatario afirmó que con los operativos lograron "desbaratarle al narcotráfico una década de producción de cocaína"

Jimmy Morales, presidente de Guatemala.Esteban Biba | efe

El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, advirtió este lunes que en las comunidades donde fue declarado el estado de sitio al noreste del país "es sabido" que existen "fuerzas paramilitares" que supuestamente apoyan al narcotráfico.

Al concluir la medida extraordinaria establecida en septiembre y octubre en 22 municipios de 6 departamentos, Morales dijo que en esos sitios se han visto a personas "mostrando ejércitos que pudieran presentarse como fuerzas paramilitares y que pudieran ser protectores de actividades ilícitas".

Aseguró que ya fue trasladada al Ministerio Público (Fiscalía) la información para que este investigue y determine "la participación de distintas personas en estas actividades de cultivo, producción y exportación de ilícitos" y le pidió al ente investigador que caiga el peso de la ley sobre ellos.

"Que no nos extrañe que grandes defensores de grandes causas estén involucrados" en estos grupos "paramilitares" que han apoyado al narcotráfico, al que se le dio un "golpe" durante el estado de sitio, como aseveró el propio Jimmy Morales en una conferencia de prensa posterior a la reunión semanal del Gabinete de Ministros.

Durante estos dos meses, además de encontrar estos supuestos grupos de apoyo a narcotraficantes, fueron localizados y destruidos cinco narcolaboratorios que, según la investigación del Ministerio de la Defensa, tenían la capacidad de elaborar de 300 a 500 kilogramos de cocaína al día, lo que generaría a los grupos ilegales "más de 378 millones de dólares de ganancias al año en el mercado internacional".

El mandatario afirmó que con los operativos lograron "desbaratarle al narcotráfico una década de producción de cocaína" al eliminar 2,3 millones de matas de dicha droga, que tiene una vida útil de "siete años".

Morales enfatizó que el crimen organizado "estaba preparando todo el sector del noreste para plantar, producir y exportar la droga".

Según el titular del Ministerio de la Defensa, Luis Ralda, el "golpe al narcotráfico" disminuyó sus ganancias aproximadamente en 11.793 millones de quetzales (unos 1.519,7 millones de dólares) y "se impidió que Guatemala se convirtiera en un país productor de cocaína".

Durante el estado de sitio, fueron capturadas 973 personas, entra las que destacan 243 por orden judicial y 12 por orden de allanamiento, 277 por "escándalo y ebriedad" y 30 por "agresión", además de la destrucción de 20 pistas de aterrizaje clandestinas.

El presidente subrayó que el narcotráfico cuenta con la capacidad de destruir una avioneta o un jet cada vez que es encontrado por las autoridades alguno de sus cargamentos, un hecho que demuestra la "alta rentabilidad" de la "amenaza del narcotráfico", mientras que el Ejército "sigue las trazas de los aviones con camiones".

Aún con esa "desventaja", durante los 3 años y 10 meses que Morales ha gobernado "se han superado los datos (de incautaciones de droga) de los cuatro Gobiernos anteriores sumados", dijo el mandatario.

Hasta octubre de este año, habían sido incautados más de 15.000 kilogramos de cocaína, que se suman a los decomisos récord de esta droga, llegando en 2016 a los 12.818 kilos, un año después a los 13.659 kilos y en 2018 a los 16.829.

El ministro de Gobernación, Enrique Degenhart, enumeró otras incautaciones a lo largo del año, como los 75 toneles de precursores químicos para fabricar narcóticos, 332 kilos de anfetaminas, 155 kilos de efedrina, 9 kilos de crack y 100 kilos de opio crudo, además de 300 vehículos, 24 pistas clandestinas, 8 laboratorios clandestinos y 9 aeronaves.

"Tenemos cocaína, marihuana, drogas químicas y todas están pasando por el territorio nacional", sostuvo Degenhart, quien advirtió que "el trasiego marino se trasladó al trasiego aéreo", pues ahora los criminales "están utilizando jets que llevan entre 5 y 6 toneladas de droga".

Además, han sido extraditados 21 guatemaltecos solicitados por Estados Unidos, concluyó el titular del Interior guatemalteco.