Temas Especiales

23 de Nov de 2020

Mundo

Viaje de Mandela llegó a su fin

SUDÁFRICA. Nelson Mandela fue sepultado ayer, domingo, en la tierra africana que tanto amó tras un funeral que incluyó una salva de 21 c...

SUDÁFRICA. Nelson Mandela fue sepultado ayer, domingo, en la tierra africana que tanto amó tras un funeral que incluyó una salva de 21 cañones y sobrevuelos de aviones militares, así como un panegírico por un líder nativo que lucía una piel de animal.

El féretro fue hecho descender a la tierra por militares que lo llevaron a la tumba de la familia en las colinas de Qunu, una aldea rural en el este de Sudáfrica que fue el hogar de la infancia del líder contra el apartheid, el cual se convirtió en el primer presidente elegido democráticamente en el país.

La televisión sudafricana mostró el ataúd, pero la transmisión fue suspendida antes que fuese bajado a la sepultura, a pedido de la familia Mandela.

Fue el último adiós de Sudáfrica al hombre que reconcilió la nación en su momento más volátil.

ASISTENCIA

Centenares de personas asistieron al sepelio. Previamente, más de 4.000, algunas cantando y bailando, se congregaron para un servicio funeral en una enorme carpa en el complejo de la familia de Mandela, que falleció el 5 de diciembre a los 95 años luego de una larga enfermedad. Los presentes cantaron el himno nacional en una emotiva interpretación en la que algunos dolientes se colocaron puños sobre el pecho.

Un retrato de Mandela tenía delante 95 velas, las cuales representaban cada año de su destacada vida. Su féretro, llevado a la carpa blanca en una carroza militar y cubierto por la bandera nacional, descansaba sobre una alfombra de piel de vaca junto a un atril donde los oradores pronunciaron sus panegíricos.

‘Un gran árbol ha caído, ahora se dirige a casa para descansar con sus antepasados’, dijo el jefe tribal Ngangomhlaba Matanzima, representante de la familia Mandela, el cual vestía la piel de animal.

Las canciones y discursos en la ceremonia fueron transmitidos en enormes pantallas en el área, incluida una en un sitio sobre una colina con vista a la propiedad de la familia. Cientos de personas se congregaron ahí, algunas con los colores del Congreso Nacional Africano _el movimiento de liberación convertido en partido político que Mandela lideró_ y ocasionalmente cantaban.

La viuda de Mandela, Graça Machel, y su primera esposa, Winnie Madikizela-Mandela, lucían pañuelos negros y vestidos xhosa. Entre los invitados se encontraban veteranos del ala militar del Congreso Nacional Africano, así como el embajador estadounidense Patrick Gaspard y enviados de otros países.

El príncipe Carlos de Gran Bretaña, el príncipe Alberto II de Mónaco, la personalidad de la televisión estadounidense Oprah Winfrey, el empresario multimillonario Richard Branson y el ex primer ministro zimbabuense Morgan Tsvangirai también estuvieron en el funeral.