Temas Especiales

22 de Oct de 2020

Nacional

La violencia sigue cobrando víctimas

PANAMÁ. La violencia y la inseguridad han llegado a tales niveles en el país, que los centros de atención médica han extremado sus cont...

PANAMÁ. La violencia y la inseguridad han llegado a tales niveles en el país, que los centros de atención médica han extremado sus controles de visitas, y en los barrios populares, se hagan operativos como procedimiento rutinario.

En Colón, las autoridades de Salud modificaron los horarios de visita y restringieron la entrada de familiares, luego que un pistolero irrumpiera en el Hospital Amador Guerrero y disparara contra un herido que se encontraba en la instalación médica.

Mientras tanto, un operativo policial trataba ayer de ubicar a los asesinos de Alexander Ortega, familiar del dirigente Héctor Ávila, y quien fue muerto a tiros dentro de un taxi en El Chorrillo.

A esto se suma el presunto ajusticiamiento de Javier Sánchez, cuyo vehículo fue interceptado en el sector de Pueblo Nuevo por desconocidos que le hicieron varios disparos mortales.

¿EPIDEMIA?

La ola de violencia y la situación de inseguridad han llegado a un nivel “epidémico”, irrevesible hasta el momento para las autoridades nacionales.

En opinión del dirigente transportista Rafael Reyes, la población se encuentra en un nivel de inseguridad que le impide realizar actividades cotidianas, porque en algunos lugares es imposible pasar por temor a las balaceras.

Reyes indicó que el incidente en el que un taxista fue herido en El Chorrillo es un ejemplo de que mientras más tiempo pase sin que se ponga remedio a la situación, la violencia continuará ganando terreno.