Panamá,25º

18 de Nov de 2019

Nacional

Humane Society International insta a Martinelli a aprobar ley de animales

La organización Humane Society Internacional (HSI) instó este miércoles 4 de abril al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, a promu...

La organización Humane Society Internacional (HSI) instó este miércoles 4 de abril al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, a promulgar la ley de protección animal 308. Una vez ratificada, la ley tipificaría como delito tanto a la crueldad animal como a las peleas de perros y prohibiría todas las formas de las corridas de toros.

"Instamos al presidente Martinelli a promulgar esta ley para proteger a muchos animales de la crueldad", dijo Alexandra Rothlisberger, directora de programas en América Latina para HSI, en un boletín de prensa.

Manifestó que "la Asamblea Nacional de Panamá debe ser felicitada por liderar el esfuerzo para proteger a los animales del abuso innecesario".

Rothlisberger expresó que el hecho de que el proyecto de ley incluya una prohibición a las peleas de perros y a las corridas de toros tanto del estilo español como el portugués es particularmente importante en la región.

"La prohibición de estas dos formas de crueldad para el entretenimiento es visionaria y fundamental para las reformas al bienestar animal que se están realizando en Panamá".

Humane Society Internacional, con sede en Washington, condena las peleas de perros, en las cuales los perros que participan frecuentemente sufren lesiones graves, incluso fatales, al igual que las corridas de toros, y todos los otros eventos de fiestas taurinas, que causan un terrible estrés, pánico y sufrimiento a los animales.

La organización explicó que la oposición a las corridas de toros y las fiestas taurinas en general se ha incrementado en los últimos años y en recientes encuestas científicas el 73 por ciento de los mexicanos declaran que no les gustan las corridas de toros, el 78 por ciento de los colombianos se oponen a las corridas de toros debido a preocupaciones sobre crueldad animal y el 73,5 por ciento de los peruanos están en contra.

El proyecto fue aprobado por los diputados panameños el 15 de marzo de 2012 y desde entonces se espera por la sanción presidencial, pero el sábado 31 de marzo el mandatario advirtió que podría vetarlo parcialmente, lo que ha causado rechazo.