Temas Especiales

28 de Jan de 2021

Nacional

Incautación no es suficiente

PANAMÁ. La cantidad de droga incautada durante el 2012 en los seis países de Centroamérica (Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, ...

PANAMÁ. La cantidad de droga incautada durante el 2012 en los seis países de Centroamérica (Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras y Guatemala) no representa ni el 10% de la que llega a Estados Unidos procedente de Suramérica.

A esa conclusión se llega tomando en cuenta que, según reportes periodísticos, en Centroamérica se incautaron 88 toneladas de droga, pero las autoridades costarricenses estiman que a Estados Unidos llegan anualmente 900 toneladas de droga.

El diario mexicano Milenio, en su edición web de ayer jueves, publica las cifras de drogas incautadas por los países y habla de la expansión de los carteles mexicanos en la región.

De acuerdo con la publicación, en Honduras se incautaron 22 toneladas, 15 en Costa Rica, 13 en Nicaragua, 3.5 en Guatemala y 380 kilos en El Salvador. En Panamá, según el Ministerio de Seguridad, se incautaron 34.06 toneladas. Lo que sumado da un aproximado de 90 toneladas incautadas.

‘Es una cifra muy por debajo del enorme flujo que va de Sudamérica, sobre todo de Colombia —principal productor mundial de cocaína— a Estados Unidos, el mayor consumidor’, agrega el diario Milenio.

‘Por Centroamérica se mueve un estimado de 900 toneladas anuales’, por todas las rutas, especialmente por el Caribe hondureño, según cálculos del ministro de Seguridad de Costa Rica, Mario Zamora, citado por el diario mexicano.

El exministro de Gobierno y Justicia de Panamá Daniel Delgado Diamante dijo que históricamente las incautaciones en la región siempre han representado entre el 10% y 12% de la cantidad de drogas que llega a Estados Unidos.

Para Delgado Diamante, esta diferencia no es un fracaso de las autoridades centroamericanas, sino que la producción de droga en Suramérica sigue siendo alta.

Para el exfiscal de Drogas Rosendo Miranda, la realidad es que las autoridades no tienen la capacidad para incautar la cantidad de droga que se produce.

El tema fue analizado en Davos, Suiza, el pasado miércoles. ‘Después de 50 años de guerra contra las drogas, hemos visto que los carteles han crecido, la producción y el consumo han crecido también y los resultados no son los que estamos buscando’, fueron las palabras del presidente guatemalteco Otto Pérez en el Foro Mundial Económico, en Davos.

Pérez fue una de las voces que el año pasado abogó por la despenalización de la droga, rechazada de plano por Estados Unidos.

PLAN INTEGRAL

La lucha en contra del narcotráfico no se debe limitar a las incautaciones, opina el exfiscal Miranda.

El trabajo también tiene que incluir un componente de inteligencia para desmontar las estructuras de los carteles de droga, que son ‘bien organizadas’.

Delgado Diamante apunta a una estrategia transversal. Es definir la responsabilidad que tienen los países productores de droga, de los que son usados como tránsito y los industrializados fabricantes de los insumos para la producción de droga.

‘Los países industrializados deben tener mayor control sobre los fines de sus productos para evitar que sean usados en la producción de droga’, recomendó Delgado Diamante.

En esa cadena de responsabilidades están los países productores, los de tránsito y los consumidores. Cada uno —dijo— debe asumir políticas para contrarrestar el narcotráfico.

Las políticas también deben incluir el sistema financiero para evitar el lavado de dinero. Desde esta perspectiva, la lucha contra el narcotráfico es a nivel global y no entre los países productores, de tránsito y consumidores, indicó Delgado Diamante.

A lo que Miranda agrega que es necesaria una ‘interacción y coordinación a nivel internacional’.

Para el narcotráfico, Centroamérica ya no solo es una región de tránsito. ‘Centroamérica ha registrado además un creciente flujo de capitales del narcotráfico y de precursores químicos para la elaboración de drogas sintéticas como las anfetaminas’, señala Milenio.

Varios laboratorios clandestinos, instalados por narcotraficantes mexicanos según las autoridades locales, fueron desmantelados en el noroeste de Guatemala, y en Honduras, agrega.

En esta lucha, el narcotráfico parece llevar la mejor parte y Centroamérica para este año tendrá una rebaja en la ayuda económica de Estados Unidos. El gobierno de Barack Obama propuso reducir de 100 a 86.2 millones de dólares la ayuda económica para la región.