Temas Especiales

26 de Nov de 2020

Nacional

Tragedias cobran siete víctimas

ARRAIJÁN/COLÓN. Diciembre ha sido un mes trágico para muchas familias panameñas. Tan solo este miércoles, en menos de 24 horas, siete pe...

ARRAIJÁN/COLÓN. Diciembre ha sido un mes trágico para muchas familias panameñas. Tan solo este miércoles, en menos de 24 horas, siete personas perdieron la vida en dos sucesos distintos: un accidente vehicular y un incendio.

El choque ocurrió en horas de la madrugada (5:45 a.m) del miércoles a la altura de Loma Cová, en Arraiján, cobrando la vida de cuatro personas; y, horas más tarde, un voraz incendio en Colón calcinó a tres miembros de una misma familia.

En el accidente se vieron involucrados dos vehículos —un Nissan Sentra que se dirigía a la ciudad capital y un pickup que provenía de la capital—.

Carlos Iván Ayala, conductor del Sentra, Martina Vásquez de 59 años, Luz María Samudio de 39 años y Fermina Hernández de 51, fallecieron instantáneamente, producto del fuerte impacto. Mientras que Nelys Díaz y Rolando Korani, conductor del pickup, resultaron heridos de gravedad y fueron trasladados a un centro médico para evaluar su salud.

En tanto que el fuego en Colón ocurrió a eso de las 9:45 p.m. del mismo día.

Los vecinos de la calle sexta del residencial Margarita, ubicado en el corregimiento de Cristóbal, alertaron al Cuerpo de Bomberos sobre la situación.

Rápidamente, las llamas se apoderaron de la casa 8228 B, donde inició el incendio. Las otras dos familias que residen en el lugar trataron de ponerse a salvo, mientras los Losada continuaban luchando por sus vidas.

Eva de Losada de 52 años, Inidelio Losada de 16 y Gabriela Losada de 13 se encontraban en la parte superior de la vivienda, donde estaban ubicadas las habitaciones de esta casa de tres pisos. El padre de éstos, Inidelio Losada, de 62 años, quien también se encontraba dentro de la vivienda se lanzó al vacío y le gritaba desesperadamente a su familia para que saltara, pero no pudieron hacerlo.

El padre resultó con quemaduras severas y posibles fracturas, por lo que fue trasladado al hospital Santo Tomás en la ciudad capital. Un rescatista del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) también resultó afectado al ceder el piso, pero se encuentra fuera de peligro.

Dalis de Chiari, quien reside en la casa 8228 A, dijo que escuchó el bullicio de las personas y al bajar se percató que todo se estaba quemando. ‘Nunca me imaginé que esto podría pasar’, lamenta de Chari.

Oscar Santizo, segundo comandante en jefe del Cuerpo de Bomberos, dijo que tardaron 20 minutos en controlar el incendio y que para sofocarlo utilizaron dos carros bombas.

Carlos Hamilton, director del Instituto Nacional de Alcantarillados Nacionales (Idaan), indicó que fueron necesarios 9 mil 800 litros de agua, por minuto, para lograr sofocar el siniestro. Se conoció que al momento de ser encontrado los cuerpos, la madre estaba cubriendo a sus pequeños dentro del baño de la residencia.

Orley Ramírez, de la dirección de investigación del Cuerpo de Bomberos, manifestó que se hará una investigación minuciosa para esclarecer el hecho. De manera preliminar se conoció que el incendio se pudo originar en la sala.

Estas casas de madera fueron edificadas en 1946 y se encuentran ubicada en las áreas revertidas.