Temas Especiales

25 de Jul de 2021

Nacional

Tratamiento y apoyo, la clave contra la psoriasis

Aunque es un mal que no tiene cura y genera mucho rechazo social, puede ser tratado y el paciente puede llegar a vivir una vida normal

Tratamiento y apoyo, la clave contra la psoriasis
La enfermedad se presenta en forma de descamación, rojiza, seca muy adherida, similar a caspa gruesa en diversas partes del cuerpo.

Roberto es un panameño de 50 años de edad que ha llegado a tener las rodillas, los codos y la espalda afectados por la psoriasis, una enfermedad que genera rechazo social y puede inducir depresión al extremo de provocar intentos de suicidio.

Hoy Roberto irradia vitalidad. Las ‘placas' de psoriasis han disminuido, pero le tocó vivir días difíciles.

Los primeros brotes en su piel comenzaron cuando terminaba la secundaria. ‘Eran pequeños', recuerda. No sabía qué eran. No le prestó atención a lo que, pensó, era una infección común.

Los pequeños brotes, como él los define, fueron las primeras placas que le empezaron a salir en la piel y se fueron regando lentamente por el resto cuerpo.

‘Pensé que era una alergia. Entonces fui al médico que, me dijo que tenía psoriasis', ya tenía 35 años de edad, nunca había escuchado hablar de la enfermedad.

En una conversación con La Estrella de Panamá, Roberto contó que lo más grave es el complejo que genera la enfermedad por lo evidente y molesto que resulta a la vista. No faltó quien pensara que tenía lepra.

El tratamiento fue largo, requirió mucho apoyo, sobre todo psicológico. Fue entonces que llegó a tocar las puertas de la Fundación Psoriasis de Panamá y fue allí donde entendió que el mundo no se le había acabado.

Hoy Roberto trabaja como unidad de protocolo y atención al público en un banco de la ciudad de Panamá, un cargo en el que la presencia física y un alto nivel de autoestima son indispensables.

APOYO AL PACIENTE

La psoriasis es una dolencia de la piel de origen inmunológico que se desencadena por infecciones, medicamentos, traumatismo o estrés, este último es un factor determinante. No se conoce plenamente su causa, pero puede ser controlada.

A veces se presenta de forma agresiva y a cualquier edad.

En 2014, la Asamblea Mundial de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la describió como una enfermedad crónica, no contagiosa, dolorosa, desfigurante e incapacitante que tiene cura.

La OMS advierte que quienes la padecen presentan tasa de depresión y ansiedad alta, por lo que respalda a las asociaciones de pacientes con este mal. El apoyo se traduce en esfuerzos para mejorar el acceso al tratamiento y la atención médica.

‘No es fácil, pero se puede seguir adelante', destaca Roberto, quien está casado y tiene dos hijas. El tratamiento le ha permitido llevar una vida normal, pero el apoyo familiar ha sido crucial.

Además el ‘apoyo de los compañeros en el trabajo es fundamental', explica Ana Meneses, de la Fundación Psoriasis de Panamá.

El tratamiento busca atenuar los signos y síntomas y modificar la progresión natural de la enfermedad.

REGISTROS

La enfermedad afecta a más de 60 mil panameños, según registros de Psoriasis de Panamá, fundada en 2004 por los esposos Felipe y Mónica Chapman.

‘Lo más complicado es la ignorancia de las personas', resalta Ana Isabel, otra paciente que conversó con La Estrella de Panamá , pero también prefiere que no se revele su identidad. Recuerda que hasta hace un siglo a la psoriasis se le confundía con la lepra.

Para el diagnóstico, se realiza una biopsia de piel para descartar otros trastornos posibles con los que se le confunde, como el cáncer, por el procedimiento.

Ana Isabel también dice que produce rechazo social y laboral, condiciona la vida del paciente. ‘He tolerado muchas cosas. No puedo juzgar a las personas que no conocen el tema', comenta.

La directora de la fundación, Ana Teresa Meneses, explica que una vez se de tecta la dolencia, hay que hacer mucha docencia. Los afectados se sienten cohibidos por su aspecto, se les baja la autoestima por el rechazo social y por preocupaciones de carácter psicosexual. Sufren psicológicamente por la estigmatización, discriminación en el empleo y aislamiento social, lo que lleva, incluso, a intentos de suicidio.

Se busca que los pacientes entiendan que no es el fin del mundo y que, con apoyo, pueden sobrellevar el mal y seguir adelante, dice Meneses.

==========

‘Uno tiene que llevar la vida sin complicaciones y sin estrés. Hay que controlar la presión psicológica para que la enfermedad no se propague',

ROBERTO

PACIENTE DE PSORIASIS TRATADO MÉDICAMENTE