Panamá,25º

17 de Nov de 2019

Política

Canciller panameño viajará a Italia para decir "la verdad" sobre sobornos

El canciller interino de Panamá, José Raúl Mulino, viajará a Italia en las próximas horas para explicar a las autoridades del país euro...

El canciller interino de Panamá, José Raúl Mulino, viajará a Italia en las próximas horas para explicar a las autoridades del país europeo "la verdad" sobre las acusaciones de presuntos sobornos al presidente panameño Ricardo Martinelli.

Mulino dijo a corresponsales de prensa extranjera en Panamá que ha solicitado una entrevista con su similar de Italia, Gulio Terzi, por intermedio del embajador italiano Gian Carlos Curio y "en cuanto me confirmen la cita viajo".

El jefe de la diplomacia panameña dijo que su objetivo es "decir la verdad" a las autoridades italianas y mostrarles "nuestro grado de preocupación y de inconformidad con todo lo que está sucediendo".

El pasado lunes, el exdirector del diario italiano Avanti y empresario Valter Lavitola, fue detenido en Italia bajo acusaciones de corrupción y soborno al exprimer ministro Silvio Berlusconi y al presidente panameño Ricardo Martinelli.

Según fuentes judiciales italianas, Lavitola se habría presentado como "intermediario" del presidente de Panamá para realizar "negociaciones ilícitas" en ese país, entre ellas la construcción de varias cárceles.

De acuerdo con estas fuentes, Lavitola y sus socios panameños, entre ellos Francisco Martinelli, primo del presidente, recibieron del gobierno panameño la licitación para las cárceles, tras prometer 28 millones de dólares y un helicóptero valorado en ocho millones al presidente.

"Es un tema muy delicado que nos preocupa por la envergadura de la acusación y el descrédito que puede producir al nombre del país y al efecto colateral a los temas económicos" ya que se está acusando a Martinelli de "algo que no tiene absolutamente nada que ver", dijo Mulino, también ministro se seguridad.

La víspera, el secretario de Comunicación del Estado, Luis Eduardo Camacho, afirmó que "pareciera" que las autoridades italianas buscan desviar la atención del motivo inicial de las investigaciones (la relación Berlusconi-Lavitola) al acusar a Martinelli de recibir sobornos.

La Fiscalía también habla de la entrega a Martinelli de dos envíos en efectivo por 530.000 euros y 140.000 euros.