Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Política

Anuncio de Varela pone a prueba autonomía de la CSS

Varela surgió a raíz de las críticas por la operación del director del Consejo de Seguridad

Anuncio de Varela pone a prueba autonomía de la CSS
Anuncio de Varela pone a prueba autonomía de la CSS

Cerca de 1,300 personas que requieren de una colecistectomía están en la lista de pacientes que se atenderán para bajar la mora quirúrgica que prima en el sistema de salud.

Además de ellos, destacan unos 560 pacientes que sufren de hernias inguinales, otros 400 que esperan cirugía de fístulas y hemorroides. La lista es larga.

Para bajar los índices de mora quirúrgica, el presidente de la República, Juan Carlos Varela, manifestó esta semana que estas personas están invitadas a ‘permanecer en un hotel esperando su operación' y que ‘nadie saldrá de ahí hasta que sea operado'. Varela dijo que los gastos en que se incurra serán sufragados con los fondos de la Caja de Seguro Social (CSS), que tiene $2,300 millones en una cuenta de banco y no es justo que los panameños tengan que esperar una operación, exclamó en un acto en Coclé, Penonomé.

El expresidente Ernesto Pérez Balladares piensa que Varela habló en un ‘mal momento, irreflexivo y molesto por los señalamientos (que hubo) por el uso de algunas partidas discrecionales'.

Pérez Balladares añadió que ojalá ‘hubiera la posibilidad de alojar a los más de trece mil asegurados en espera de operaciones en forma ordenada por urgencia en los hospitales y hoteles para darles solución a sus urgencias. Pero, invitar a todos a hospedarse en hoteles es irreflexivo', insiste.

Disminuir la mora quirúrgica es algo complejo, sostiene el exministro de salud José Terán. El médico indica que involucra personal, manejo de tiempos quirúrgicos y camas hospitalarias, no todo se centra en el dinero, expresó el exministro.

Aunado a esto, dice Terán, ‘la CSS es un ente autónomo, regido por una junta directiva en la que el Órgano Ejecutivo tiene un representante, por lo que, en teoría, las propuestas del Ejecutivo deberían canalizarse por intermedio de sus representantes y sería ésta quien decida en base al sano juicio administrativo'.

Carlos Abadía exviceministro de Salud, expresó que el programa de Enfermedad y Maternidad tiene aproximadamente $1,500 millones en efectivo, y no $2,300 millones como señala el presidente.

‘Pero el problema con las declaraciones de Varela es que se irrespeta la autonomía de la CSS. No le corresponde al presidente decidir eso, sino al presidente de la junta directiva de la CSS', dijo.

Abadía plasma que el reto es cómo lograr que no se vuelva a acumular la mora quirúrgica. Además, manifiesta su desacuerdo con que la plata se destine a pagar un hotel para los pacientes.

Las cirugías solo pueden ser para los asegurados, exclama Abadía, quien recalca que la autonomía de los miembros de la directiva de la CSS y de su director se han puesto a prueba ante el anuncio populista.

El anuncio de Varela surgió a raíz de las críticas por la operación del director del Consejo de Seguridad, Rolando López, a costas de la partida discrecional de la Presidencia. Varela defendió la acción diciendo que era su facultad decidir el uso de estos dineros que, supuestamente, deben ser destinados para emergencias.