La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Antonio Saldaña

Columnistas

Finanzas públicas de mentecatos

Se trata de una nueva impostura del gobierno de la fracción varelista de la oligarquía que ha tildado al pueblo panameño de “ñañecos”, “mamones” y “mentecatos”

El ministro de Economía y Finanzas (MEF) en reciente comparecencia pública le “escupió la cara” a los 250 mil jubilados que a través del Proyecto Ley 621 han solicitado un amento a sus pensiones, al declarar que de aprobarse esta iniciativa legislativa por parte de la Asamblea Nacional, el presidente Juan Carlos Varela y su Gabinete la vetarían. 
Se trata de una nueva impostura del gobierno de la fracción varelista de la oligarquía que ha tildado al pueblo panameño de “ñañecos”, “mamones” y “mentecatos”, por citar tan solo algunas de las desafortunadas palabras que han salido de groseras y abyectas  lenguas. Atrás quedaron “el pueblo primero”, “sanidad básica”, “techos de esperanza”, “0 corrupción”, “agua 24/7” y un número plural de promesa incumplidas. Ahora estamos en “el año del hidalgo” (abominable e indigna tradición entre algunos miembros de la clase política –oligarquía- y sus secuaces que consiste en el robo o sustracción de bienes públicos en la última recta del periodo de las administraciones) y como el Rey Juan Carlos  no pretende abdicar del trono de la trapisonda se apresta a dar un nuevo zarpazo a las finanzas públicas en detrimento de justificadas  aspiraciones del panameño de a pie.
El gobierno del Rey Juan Carlos es el que más ha endeudado –en los últimos 29 años- a la República, ha aumentado la deuda pública en la suma de 5 mil 827 millones de dólares, de los cuales, 2 mil 877 millones de dólares se incrementaron este último año, para un total de 23 mil 466 millones de balboas; por lo cual este país deberá pagar en el próximo quinquenio en el servicio de la deuda 11 mil 148 millones de dólares. Adicionalmente, ha recibido de excedentes del Canal de Panamá, aproximadamente, otros 5 mil millones de dólares en el período de 4 años.
Pero el despilfarro de los fondos públicos y la mala administración, aun con la disposición de recursos casi ilimitados, ha llevado al desgobierno de la fracción varelista de la oligarquía a una crisis económica y fiscal insostenible por lo que se pretende echar mano al Fondo de Ahorro de Panamá (FAP), constituido inicialmente con dineros provenientes de la privatización de la última década del siglo pasado y aumentado con el 1% de los excedentes del Canal, dicho “Fondo” cuenta en la actualidad con mil 300 setenta y siete millones de dólares en activos y mil 305 millones 900 mil dólares en patrimonio. 
Para tal fin el “ministro mentecato” va presentar un proyecto legislativo para modificar la Ley de Responsabilidad Fiscal a objeto de subir medio punto porcentual el déficit fiscal, es decir, de 0.5% a 1% y de paso incrementar los aportes del Canal al FAP a 2% y sustraer del  “Fondo” la friolera de 300 millones de dólares para sufragar los gastos de la aventura de la continuidad en el poder. Como también para complacer a sus aliados de cohechos los “Honorables Miserables” -como los llamó Ana Matilde- de manera que en un acto de magia fiscalizadora  las planillas 072 y 080 serán validadas por el rico Delta.
Esa es la razón principal por lo que anuncia el ministro del MEF que de aprobarse el Proyecto de Ley 621 será vetado por el Presidente y su Gabinete y también el ¿por qué? el negro Ávila dice que ciento cuarenta balboas (B/.140.00) de aumento a los jubilados “es mucha plata”. ¡Así de sencilla es la cosa!
El autor es abogado y analista político.