Doha, en la recta final bajo la sombra del fracaso

Actualizado
  • 06/12/2012 01:00
Creado
  • 06/12/2012 01:00
PANAMÁ. El tiempo se agota. A tan sólo dos días para el cierre de la cumbre del clima en la ciudad de Doha, en Catar, las diferencias en...

PANAMÁ. El tiempo se agota. A tan sólo dos días para el cierre de la cumbre del clima en la ciudad de Doha, en Catar, las diferencias entre los países ponen en riesgo al único tratado vinculante para reducir las emisiones de carbono: Kioto 2.

La última esperanza es que la reunión de alto nivel, que cuenta con la presencia de 190 ministros de medio ambiente, logre un consenso para prorrogar el convenio internacional. ‘¿Ocurrirá esto antes del viernes cuando debe culminar la conferencia?

El tiempo es poco y todo indica que esto será imposible. Hasta ahora la segunda parte del acuerdo sólo incluiría a los países (UE, Australia, Suiza, Ucrania y demás) cuyas metas suman sólo un 15% de las emisiones. Mientras que los grandes emisores de gases de efecto invernadero, Estados Unidos y China, no asumirán cuotas de emisiones.

En tanto, Canadá, Japón y Rusia se desentendieron del tratado. Han dicho que no serán parte del mismo. Lo peor es que las economías emergentes como Brasil e India tampoco asumirán compromisos.

Sumado a esto, la Unión Europea se ha planteado cuotas de reducción de emisiones muy fáciles. Se impone reducir un 20% de sus emisiones hasta el 2020 con relación a la del año 1990, cuando ya ha reducido hasta 17.5%.

Otro de los puntos de fricción es que los países del este europeo están aprovechando que sobrepasaron sus cuotas de emisiones para el 2012 para vender sus excedentes como bonos de carbono por $40 millones. Pero esto implica un grave riesgo. Si la propuesta es aceptada, los países en lugar de reducir sus emisiones a través del uso de tecnologías limpias optaría por comprar los bonos de carbono a bajos precios. Y el uso de energías limpias se vería reducido.

Esta consigna la saca adelante Polonia. Y con esto esta bloqueando ‘el avance de la negociación y quiere arrastrar estos derechos al nuevo acuerdo mundial global, pero lo que hay que hacer es cancelarlos y poner el reloj a cero a partir del 2013’, opina Aida Vila, representante de Greenpeace, al diario digital La Vanguardia.

Bajo este panorama el futuro de Kioto 2 no es nada alentador. Esta cuestión puede ‘decidir el éxito o el fracaso’ de la conferencia de Doha, ha dicho el representante de Oxfam, Tim Gore, a El Mundo.es

A pesar de todo se sigue trabajando para alcanzar un acuerdo. La Presidencia de la COP18 continuará haciéndolo con todos los países en un proceso abierto, transparente e incluyente, que debe llegar a una conclusión oportuna y exitosa’, ha señalado el presidente de la cumbre Abdullah bin Hamad Al-Attiyah.

FONDO VERDE

Pero Kioto 2 no es el único punto de fricción en la cumbre, el Fondo Verde para el Clima también lo es. La asistencia financiera a los países particularmente vulnerables al cambio climático no logra ver la luz al final del túnel. No hay donantes para crear el financiamiento.

Y el último tema en la agenda de Doha tampoco camina. La negociación para lograr en el 2015 un acuerdo de reducción de emisiones que incluya a todos los países no avanza.

En esta circunstancia sólo un milagro puede salvar la cumbre del fracaso. Y este está en las manos de los ministros de medio ambiente. Si no se logran, Doha pasará a la historia como una de las peores conferencias que se hayan registrado. Y el mundo quedaría desprovisto de un tratado que regule las emisiones que producen el calentamiento global.

El presidente José Raúl Mulino celebró la mañana de este jueves 18 de julio su primera conferencia de prensa matutina en el Palacio de Las Garzas. Mulino...

Lo Nuevo
comments powered by Disqus