Temas Especiales

01 de Apr de 2020

Café Estrella

El bolero está de luto

BRASIL. El cantante brasileño Nelson Ned, quien tuvo gran éxito en América Latina con sus interpretaciones de canciones románticas en la...

BRASIL. El cantante brasileño Nelson Ned, quien tuvo gran éxito en América Latina con sus interpretaciones de canciones románticas en las décadas de 1970 y 1980, murió el domingo en el estado de Sao Paulo tras ser internado por una neumonía. Tenía 66 años.

Ned era conocido como ‘el pequeño gigante de la canción’ por su pequeña estatura de 1,12 metros y su voz de tenor con la que interpretó temas en portugués y español, como ‘Mi manera de amar’.

Según el Hospital Regional de Cotia, Ned fue internado el sábado con una neumonía y estuvo inconsciente con fiebre alta todo el tiempo que se mantuvo allí.

El artista inició su carrera cantando en bares de Río de Janeiro, a donde se trasladó a finales de la década de 1960 desde el interior del estado de Minas Gerais.

Alcanzó reconocimiento en todo Brasil gracias a su participación en un popular programa de televisión del presentador Chacrinha y posteriormente internacionalizó su carrera al interpretar sus canciones en español, lo que le abrió las puertas al mercado latinoamericano.

En 1996 adoptó la religión evangélica y se dedicó a cantar canciones religiosas, aunque cada vez aparecía menos en público.

En la última década Ned sufrió varios problemas de salud. En el año 2003 sufrió un derrame cerebral que lo mantuvo en cama durante 7 meses, el cual casi le costó la vida, pero le provocó la pérdida de la visión en el ojo derecho. Tenía además diabetes e hipertensión, y comenzó a desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

En el año 2006 formó parte del selecto grupo de maestros de la tercera edición del reality mexicano Cantando por un sueño. Ned renunció al término de la segunda gala por considerar injustos los comentarios y las evaluaciones del jurado del programa.

El cantante vivió en el hogar de reposo de ancianos São Camilo en Granja Viana, desde el 24 de diciembre de 2013. Fue en este asilo que se enfermó y tuvo que ser trasladado por una ambulancia al Hospital Regional de Cotia en São Paulo.

Nelson tenía tres hijos y estaba casado.