Temas Especiales

29 de Mar de 2020

Cultura

Prince Michael, Paris y Prince II se ajustan a su nueva vida según informe

AP. EEUU. Los tres hijos de Michael Jackson parecen ajustarse bien a una nueva vida bajo la custodia de su abuela, declaró el viernes ...

AP

EEUU. Los tres hijos de Michael Jackson parecen ajustarse bien a una nueva vida bajo la custodia de su abuela, declaró el viernes un juez.

Mitchell Beckloff, de la corte superior de Los Ángeles, dijo que estaba “muy satisfecho” con los contenidos de una investigación que detalla cómo los hijos se están ajustando a la realidad apenas tres meses desde la muerte de su padre.

“Parece que los niños están muy bien con su abuela como guardián”, dijo Beckloff durante breves comentarios sobre el informe en una audiencia.

Prince Michael, de 12 años, Paris de 11 y Prince II de 7, han sido mantenidos bajo el cuidado de Katherine Jackson desde que su padre murió a finales de junio.

Beckloff nombró a Katherine Jackson como la guardián permanente de los niños en agosto y pidió que se le informara sobre la condición de éstos.

En su testamento elaborado en 2002, el llamado Rey del Pop designó a su madre como responsable de sus hijos en caso de que él muriera.

Beckloff selló el informe y dijo que no necesita más actualizaciones. Cada mes unos 60.000 dólares del patrimonio de Jackson son usados para la manutención de los niños.

El juez también aumentó el poder de decisión de dos administradores del patrimonio del cantante, el abogado John Branca y el ejecutivo John McClain, debido, en parte, a la gran deuda que dejó el músico.

Ambos pueden realizar negocios siempre y cuando Katherine Jackson no se oponga a ellos sin la aprobación de Beckloff y pueden representar el patrimonio del cantante en casos judiciales pendientes contra Jackson antes de que éste muriera.

Muchas personas han interpuesto quejas contra Jackson por facturas que quedaron sin pagar. Incluyen un estilista, empresas de seguridad y los abogados del cantante que le defendieron en un caso de abuso infantil y ganaron.

Hasta el viernes, nadie podía aceptar o rechazar las quejas de acreedores contra Jackson, quien murió dejando una deuda de 400 millones de dólares.