19 de Oct de 2021

Cultura

Con hijos ajenos

Hoy en día no es nada extraño que uno o ambos miembros de la pareja aporten a la relación hijos del matrimonio anterior de su esposo/a. ...

Hoy en día no es nada extraño que uno o ambos miembros de la pareja aporten a la relación hijos del matrimonio anterior de su esposo/a. Se trata de una situación impuesta, y en ocasiones complicada.

De acuerdo con la psicóloga Lesbia González, “o existe una receta mágica para conseguirlo, pero sí unas pautas de lo que se debe o no se debe hacer”. Al principio los niños tratarán de “probar” a la pareja de su padre para saber si está dispuesta a aceptar sus gustos o caprichos. Hay que saber resistirse a estos chantajes. Con el tiempo, la capacidad de amar de los niños aflorará por encima de los títulos que se le quiera dar a este nuevo vínculo.

“Lo único que necesitan es sentirse queridos de forma honesta y sincera”, dice González.

En el caso de que no haya la cooperación de los niños, “es recomendable no forzar la relación con los hijos de la pareja. El papel de criarlos siempre debe recaer en su progenitor. Ellos son los que se han de hacer cargo de la relación afectiva. Los consejossiempre deben ser del padre”, sostiene la especialista. Después de muchos años de convivencia yen relaciones fluidas, íntimas y amistosas, se podrá incorporar la faceta de autoridad con el niño.

La comunicación es un factor importantísimo para conseguir convertirse en una amiga. Alguien con la que puedan contar y servirles de apoyo en cualquier momento, pues no es la idea ponerse en el rol de la madre. Los niños no aceptan reemplazos de sus madres. “En cambio, tratando de ser una buena compañera, de aconsejarlos si te lo piden y de estar disponible cuando la necesiten, se tendrán mejores resultados. Lo demás puede venir solo.