Temas Especiales

02 de Mar de 2021

Cultura

Sí se puede, con sólo 30 minutos

A pesar de todas las campañas, el sedentarismo sigue rampante. Un estudio realizado entre más de 2.000 estudiantes constata este hecho a...

A pesar de todas las campañas, el sedentarismo sigue rampante. Un estudio realizado entre más de 2.000 estudiantes constata este hecho al encontrar que el 82 por ciento de los encuestados no realizaba ningún tipo de ejercicio. Las cifras en las mujeres es todavía más alarmante. “Sólo una mujer entre cada 10 hombres hace alguna actividad física”, dice Juan Carlos González, director de la Carrera de la Mujer, un evento creado precisamente para generar conciencia del tema entre el género femenino.

Según la OMS, que celebró el día de la actividad física con su campaña “Por tu salud, muévete”, el sedentarismo mata a tres millones de personas al año.

Hay varias razones por las cuales la gente todavía sigue quieta. Por un lado, algunos todavía creen que para cumplir con la cuota de actividad física saludable hay que ir a un gimnasio a sudar la gota gorda.

Por otra parte, la gente no entiende todavía el valor que tiene estar activo físicamente y sólo empieza a ejercitarse por recomendación médica cuando ya presenta alguna condición crónica.

Está también el ritmo de vida de las ciudades en donde el trabajo y otras obligaciones hacen que este asunto quede en el último renglón de la lista de prioridades. Lo paradójico es que hacer ejercicio para estar en forma es más fácil de lo que se pensaba.

El comité de actividad física en Estados Unidos, encargado de revisar la literatura científica producida hasta el momento e identificar recomendaciones, divulgó en su reporte que sólo se necesitan 150 minutos a la semana de ejercicio vigoroso o moderado para reducir el riesgo de ciertas condiciones que pueden llevar a la muerte, como la enfermedad coronaria, la presión arterial elevada, la diabetes tipo 2, el síndrome metabólico, el cáncer de colon y el de mama, y la depresión.

Esta cifra está relacionada con un 20 por ciento de reducción en el riesgo de todas esas enfermedades. El mismo informe advierte que estar activo ofrece beneficios a todos sin importar la edad, la raza o el género.

“La actividad física es, al igual que no fumar, el mecanismo de prevención más grande que tienen las personas”, dice Michael Pratt, jefe de actividad física del Centro para Control de las Enfermedades (CDC).

El aporte del ejercicio es esencial para las mujeres, dice Juan Carlos González, pues ayuda a que los cambios hormonales que ellas sufren a lo largo de su ciclo reproductivo tengan un impacto menor en el organismo, tanto a nivel físico como sicológico. “En particular durante la menopausia ayuda a protegerlas de cáncer de seno y a mantener los huesos libres de osteoporosis”, dice.

Hay que aclarar que el ejercicio no es la ruta más segura para perder peso, porque esto último depende más de una dieta en la que se asegure que el consumo de calorías de la persona es menor al de las que se queman.

Sin embargo, el informe aclara que la actividad física durante 30 minutos diarios sí ayuda a las personas a no ganar más kilos. De esta forma, quienes tienen sobrepeso, aun si no bajan, tendrían menos riesgo de tener y desarrollar algunas las enfermedades.