Temas Especiales

29 de May de 2020

Cultura

El sueño de cambiar el mercado

Apple nos tiene ya tan acostumbrados al éxito de todo lo que sacan al mercado, que no nos sorprende escuchar que a solo sesenta días de ...

Apple nos tiene ya tan acostumbrados al éxito de todo lo que sacan al mercado, que no nos sorprende escuchar que a solo sesenta días de su lanzamiento hayan logrado vender más de dos millones de unidades de iPad, el más reciente miembro de su familia de gadgets.

Y es que tal vez la compañía ha descubierto una forma de enganchar tan fielmente a sus seguidores que solo hace falta una mención de Steve Jobs (presidente de la compañía) para crear en todo el mundo una histeria colectiva que mueve masas, dinero y una gran cantidad de gigabytes, en una racha que comenzó cuando pusieron en venta el primer iPod en octubre del 2001, que siguió con todo tipo de versiones de este, que pasó luego el iPhone, y que ahora parece estar tocando al iPad.

Se nos ha presentado como el dispositivo que estábamos esperando, pero ¿será verdad que lo necesitamos? De momento parece que no, aunque eso cada quien debe contestar con el corazón en la mano. Aparentemente mezcla lo liviano y funcional de actuales ebooks (libros electrónicos), la movilidad de los smart phones (teléfonos inteligentes), la conectividad de una laptop y la pantalla táctil de sus hermanos cercanos iPhone y iPod Touch.

Fue precisamente esta capacidad la que hizo que durante su lanzamiento se hiciese popular referirse al equipo como el ‘iPodsote’, por la similitud de estos dos, pero Apple se ha empeñado en decirnos que es algo que va más allá. ‘Ahora iPad crea y define completamente una nueva categoría de dispositivos que conectará a los usuarios con sus aplicaciones y contenidos de una forma más íntima, intuitiva y divertida nunca antes vista’, se atrevió a decir Jobs durante su lanzamiento.

Puede navegar en internet, mandar emails, ver fotos y video, escuchar música, leer ebooks y hasta jugar, pero con doce nuevas aplicaciones creadas específicamente para este equipo, y más 140,000 esperando para descargar en ‘App Store’.

La gran ventaja que presenta este equipo es que tiene capacidad ‘multi-touch’, que permite tener varios puntos sensibles en la pantalla táctil, dando la facilidad de usar varios dedos en la navegación, además de que la pantalla se ajusta a la forma en que el usuario quiera, horizontal o vertical, en un proceso que se realiza automáticamente al rotar el dispositivo de posición.

Con un grosor de sólo media pulgada, un poco más de una libra de peso, una pantalla de 9.7 pulgadas, unas diez horas de autonomía de batería, versiones que comienzan en los 16 GB y llegan hasta los 64 GB, Wi-Fi y 3G, pretende ser más que un lector de libros. El iPad permite ver películas, programas de TV y hasta videos de YouTube en formato de alta resolución.

No es muy absurdo pensar que podremos estar ante un ‘PC killer’, de esos que se han anunciado antes. Es más, el mismos Jobs recientemente se atrevió a decir que ‘los PC van a ser como los camiones: existirán pero únicamente una pequeña parte de la población los necesitará".

Más allá de un dispositivo parece que Apple también está interesado en la forma en que los usuarios acceden al contenido digital, y planea que el iPad sea el inicio de una serie de aparatos donde se puedan recibir desde el diario matutino hasta la película de estreno y crear algo similar a lo que han adelantado con iTunes, su tienda virtual de música y videos. Seguramente están imaginando un mundo donde todos caminemos con nuestra tableta de la manzanita bajo el brazo y no necesitemos otra cosa.

Lo triste de esta historia, es que así como hay muchos felices, otros lloran las decisiones que ya ha tomado Apple con respecto al iPad, donde Adobe, en otrora un gran colaborador de la compañía ha sido vetada con su tecnología ‘Flash’ que fue considerada como anticuada para las pretensiones del equipo.

‘Simplemente tomamos la decisión técnica de no invertir en esa tecnología porque creemos que decaerá ante otras como HTML5", se limitó a decir Jobs sobre no incluir la popular aplicación en su nuevo equipo, lo que no ha hecho gracia ni a fanáticos de Flash ni a la propia compañía, que aunque lamentó la situación decidió contrarrestarla con una campaña publicitaria que decía ‘Nosotros amamos Apple. Lo que no amamos es a cualquiera quitándote tu libertad de elegir qué crear, cómo crearlo, y qué experimentar en la red’, representado por un corazón y que circuló tanto en medios impresos como en internet.

Lo más probable es que ahora comencemos a apreciar el desfile de una serie de tablets de todo tipo, tamaño, colores y precio. No es que antes no existían, es ese extraño efecto de Apple de hacer parecer cualquier cosa, como la más reciente sensación.