Temas Especiales

27 de Feb de 2021

Cultura

Corum Latinoamérica Un mercado dinámico

Invade el local con su sonrisa franca. Laurent Peccavé, gerente regional para Latinoamérica y el Caribe de Corum, visitó el país recient...

Invade el local con su sonrisa franca. Laurent Peccavé, gerente regional para Latinoamérica y el Caribe de Corum, visitó el país recientemente como parte de su labor de entrenamiento a la fuerza de ventas de estas piezas de relojería suiza distribuidas en Panamá por La Hora, Alta Relojería. Luego de un día de intenso trabajo, se toma unos minutos para conversar con Ego sobre su labor y el panorama regional.

A NIVEL GLOBAL, ¿CÓMO ES LA IMAGEN DE CORUM?

La marca tiene 55 años, una trayectoria en la industria. Se trata de una marca muy innovadora en muchos aspectos. A lo largo de su historia, en términos de lanzamiento de modelos ha sido muy atrevida.

¿NOS PUEDE DAR UN EJEMPLO DE ESTO?

En la década de los años 90, Corum lanzó un reloj llamado Bubble, con un cristal muy grueso y colores brillantes, una pieza que llevó la marca al ámbito de la relojería de moda, no necesariamente un camino que se ha mantenido; sin embargo, este reloj es probablemente el más vendido en la historia de Corum. Eventualmente, la marca volvió a su cauce original, la creación de piezas de alta relojería, que es lo que se ha seguido desarrollando.

EN LA ACTUALIDAD, ¿QUÉ TIPO DE RELOJES OFRECE LA MARCA?

La marca maneja dos colecciones principales: Admiral’s Cup y Golden Bridge. Han sido nuestros ejes para el desarrollo y seguimos trabajando en ello. Mientras la colección Admiral’s Cup es muy deportiva y dirigida a un hombre joven, de unos 25 años; Golden bridge ofrece una línea muy elegante para hombres maduros.

Ahora tenemos una tercera colección, intermedia entre lo deportivo y lo tradicional, llamada Ti- Bridge.

En estos tres ejes, basamos nuestro trabajo. Corum se esmera en que haya contenido relojero, o sea que no solamente sea un reloj bonito. Esa es nuestra filosofía para el crecimiento de la marca.

¿CONTEMPLAN ESTOS EJES PIEZAS PARA DAMAS?

Sí, contemplamos a las damas, aunque nuestra oferta es 80% masculina.

DE ESTABLECER ALGO EN COMÚN EN ESTAS TRES OPCIONES ¿QUÉ SERÍA?

Corum es una marca que renació en 2005 con colecciones diferentes, pero que vuelven más a lo que representaba la marca originalmente. Son relojes muy elegantes con una oferta de alta relojería, modelos hechos a mano que requieren de mucho trabajo.

EN LOS ÚLTIMOS AÑOS, EL PANORAMA ECONÓMICO HA CAMBIADO. ¿CÓMO HA AFECTADO ESTO A CORUM?

Estos tiempos de cambio a nivel global han correspondido con cambios internos que ha tenido la empresa. A mediados del 2008, justamente cuando empezaron los problemas económicos en Europa, ocurrió el fallecimiento del dueño de la marca. Esto representó un cambio muy radical. Por otra parte, terminamos nuestra relación de negocios con el distribuidor para América Latina y eso también generó muchos cambios. No creo que sentimos tanto los cambios globales porque estábamos ocupados a lo interno. Claro que, como a todos, nos afectó a nivel de negocios pero más nos afectó la transición a un nuevo gerente y al manejo directo de esta región con mi persona.

PODEMOS DEDUCIR QUE LATINOAMÉRICA SE HA CONVERTIDO EN UN MERCADO INTERESANTE PARA USTEDES...

Es un mercado dinámico, como en Europa ya no hay tantos. El consumo en Europa, y esto para todas las marcas, no crece tanto. Invertir en Latinoamérica es sentido común.

En lo particular, empecé mi carrera en relojería en México. Esta zona que parece ser muy lejana para las casas relojeras suizas, para mí es la más cercana.

SEGÚN SU EXPERIENCIA, ¿CUÁL DE SUS TRES LÍNEAS ES MÁS EXITOSA EN ESTE MERCADO?

Definitivamente, la experiencia que hemos tenido hasta ahora en México y en otros países con el Time Bridge, nuestro nuevo modelo, no tiene precedentes. Ha tenido una aceptación, inesperada. Al hombre latino le sigue gustando los relojes grandes. No le asustan los relojes de diámetro grande (más de 42 mm) y, por otra parte, el reloj de oro sigue siendo bastante popular, aun con los problemas de seguridad en estos países. Estamos en buen camino, el éxito es todo nuestro, tenemos todos los elementos para que Corum tenga un gran éxito.

¿CÓMO SE ESTÁ COMPORTANDO EL MERCADO PANAMEÑO?

He estado visitando la zona desde hace solo un año y recién hace seis meses empezamos nuestra relación con grupo Wisa. Nos toca empaparnos sobre cuál es el gusto del panameño, pero nuestra forma de trabajar es escuchar mucho al cliente.

Tenemos en nuestra tienda personas de mucha experiencia en este mercado y nos dejamos guiar por su experiencia. No podemos inventar el gusto del panameño, pero definitivamente lo iremos conociendo.

¿CUÁLES SON SUS PROYECCIONES A NIVEL GLOBAL PARA LOS PRÓXIMOS AÑOS?

Somos una casa que produce 15 mil piezas al año, obviamente, queremos crecer pero de forma razonable. No se trata de duplicar el número de piezas de un día para otro. Otra de nuestras metas es desarrollar la manufactura de elementos, invertir en la capacidad de producción de nuestros propios elementos, producir más y más.

También nos gustaría relanzar y patrocinar el Admiral’s Cup, una regata que tuvo lugar a principio de los años noventa y que nos permitió darle a Corum una presencia global.

Y, ¿A NIVEL REGIONAL?

Queremos abrir mercados como Brasil, estamos buscando trabajar en Brasil con actores fuertes del mercado, y, obviamente, crecer en los países donde estamos como México y Panamá. No tengo la menor duda de que esto se va a lograr muy rápido después de la apertura de La Hora, Alta Relojería, un vehículo que nos hacía falta pero que ya tenemos. También queremos abrir mercados secundarios como lo pueden ser Perú y Ecuador, mercados que no son fuertes para esta industria, pero que hay que cubrir para lograr el desarrollo de la región de América Latina. Pero definitivamente, Brasil es numero uno en esta lista.