18 de Sep de 2021

Cultura

Cuestión de estilo

Conoce cómo hacer que tu estadía en un avión, ya sea por un par de horas o por un largo viaje, no resulte un tormento

Cuestión de estilo
Cuestión de estilo

Si vas a tomar un avión por largas horas, hay algunas restricciones que limitarán parte de tus recursos cosméticos a bordo; sobre todo algunos útiles que ‘necesitarías’ tener a mano pero que no te van a permitir llevar en la cabina de pasajeros. Existe una normativa internacional sobre qué está permitido llevar en la cabina y qué no, algo que cada compañía aérea te indica en su sitio web o en su línea de atención al cliente.

Pero las cremas, lociones, jabones y líquidos en general, solo están permitidos en cantidades muy reducidas y en pequeños frascos conocidos como el ‘ kit de cabina’. Éste lo encontrarás en farmacias o almacenes departamentales. Es importante que lleves tus lociones siguiendo las normas para que te permitan tenerlas contigo en la cabina, asegurando un viaje sea más placentero en el que consientas tu cutis y llegues radiante.

Pero además de los cosméticos, hay una serie de elementos que serán tus mejores aliados para minimizar las huellas de cansancio, incluso evitarlas por completo. Para ello, en tu bolsa de mano no pueden faltar estos diez elementos indispensables:

1. Un paquete de toallitas limpiadoras desechables, que usarás cada tres horas, pues la limpieza profunda compensará varios de los efectos de tus horas en cabina.

2. No puedes viajar sin una crema humectante, que aplicarás a mitad del vuelo y poco antes de la llegada, pues el ambiente de cabina es muy seco y deshidrata.

3. Dúo ‘shhh...’ compuesto de máscara para cubrir los ojos contra la luz, y tapones para los oídos, que te ayuden a dormir parte del vuelo.

4. Humectante labial necesario para contrarrestar la resequedad que hay abordo, ello cuidará la belleza de tu sonrisa además de que te hará sentir mejor.

5. Almohadón de cuello, ideal si cierra en el cuello con botón, pero en cualquier caso, funcionan todos los que tienen forma de herradura, inflables o mullidos porque ayudan a dormir mejor sin cargar cuello y cervicales.

6. Medias gruesas y largas, para sustituir tu calzado durante el vuelo.

7. Goma de mascar (ayuda a descomprimir el oído cuando la presión de cabina se hace molesta).

8. Cepillo y pasta de dientes (tamaño viaje).

9. Lectura reconfortante, por si te cuesta dormir.

10. Kit de maquillaje con los básicos para arreglarte antes de salir del avión (por lo menos una base compacta con aplicador, delineador, blush y brillo labial).

Además del contenido de tu bolsa de mano, tu actitud durante el vuelo será clave: evita el consumo de cafeína, alcohol y azúcares, pero come, ya que satisfacer tu apetito de forma agradable te va a relajar. Procura dormir abrigada (si es preciso pide una segunda manta) y sobre todo haz estiramientos a mitad del vuelo, para relajar las cervicales, la columna, las piernas y las articulaciones en general. Disfruta la experiencia consintiéndote de forma consciente y seguro que quien te reciba en el aeropuerto no creerá que hayas pasado tantas horas dentro de un avión. ¡Buen viaje!

ASESORA DE IMAGEN