La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Cultura

Lo imperativo de las maestrías

Fortalecer y complementar las competencias que se poseen, es un requisito indispensable en el cambiante mundo laboral

Lo imperativo de las maestrías

Muchos profesionales han vuelto a las aulas de clases, para tomar una segunda, y hasta una tercera maestría. ¿La razón?, ‘hoy las distintas áreas de conocimiento se han desarrollado y especializado al punto de que las empresas, sobre todo las que registran un crecimiento mediano y alto, están requiriendo profesionales cada vez más especializados', apunta Ricardo McPherson, decano de postgrado y maestrías de la Universidad Interamericana de Panamá (UIP).

Según un estudio divulgado (mayo 2018) por el Instituto de Investigación de la Asociación de Universidades Privadas de Panamá (Auppa), la oferta de maestrías a nivel nacional se mantiene alta, con 106 carreras.

‘Estamos hablando de un estudiante que tiene mayor capacidad de raciocinio, mayor capacidad de producción escrita y de análisis de documentos...',

ADRIANA ANGARITA

PRESIDENTA DE LA AUPPA

‘Lo imperativo de las maestrías está vinculado a las competencias', afirma, Adriana Angarita, presidenta de la Auppa y rectora de la Universidad del Istmo. Agrega que ‘un estudiante de maestría adquiere competencias adicionales a las meramente profesionales'.

‘Estamos hablando de un estudiante que tiene mayor capacidad de raciocinio, mayor capacidad de producción escrita y de análisis de documentos frente a un estudiante que cursa un curso corto de actualización', sostiene.

Aunque son 106 carreras o maestrías que se ofrecen en Panamá, la mayor demanda está en el área empresarial.

‘Hicimos un estudio en septiembre del año pasado para identificar en el sector laboral privado e institucional oficial lo que estaban demandando', dice McPherson.

El estudio develó que ‘más del 50% de la demanda está en programas del área empresarial tradicional, en segundo lugar innovación y logística, representando un 22% de demanda. El resto está distribuido en programas como derecho y ciencias de la salud', detalla el decano de postgrado y maestrías de la UIP.

A estos datos, la rectora de la Universidad del Istmo añade que ‘efectivamente en el mercado panameño las maestrías transversales obtienen mayor acogida'. Entre estas, la profesional cita las de alta gerencia, gerencia general, las complementarias y las de docencia.

EL COSTO DE LAS MAESTRÍAS

En cuanto al costo de los programas de maestría, los profesionales en educación superior coinciden en que ‘son asequibles'.

‘Una maestría en nuestro país tiene una connotación de una extensión no muy larga. Estamos hablando de un año y medio donde hay un financiamiento por parte de la universidad al tener que realizar solamente un pago mensual', detalla Angarita, quien a su vez explica que ‘en la mayoría de los países – de la región- tienes que pagar la carrera completa al ingresar o en dos pagos. En Panamá se hace un pago mensual, lo que facilita el acceso en la universidad privada'.

En relación con la canasta básica familiar y el salario mínimo, ‘tiene un costo manejable', dice.

COMPETITIVIDAD

La movilidad internacional genera que las entidades educativas eleven su nivel de calidad. ‘Lo que hemos visto por experiencia es que (los egresados de maestrías) se están moviendo a países donde sus títulos están siendo reconocidos una vez validados, por eso es que nosotros como país debemos asegurarnos de que nuestros títulos sean reconocidos internacionalmente', indica McPherson.

Paso que se hace necesario dar para elevar la calidad de la educación superior. ‘Por eso es que en Panamá, con la ley que establece el sistema de calidad superior, las universidades tuvieron que acreditarse, esa acreditación precisamente buscaba eso, elevar el nivel de calidad y de manera subsiguiente, que nuestros títulos fueran validados internacionalmente', dice.