Temas Especiales

25 de Sep de 2020

Cultura

La Biblioteca Nacional: 77 años al servicio de la cultura panameña

La cuna de la memoria documental y regente del sistema bibliotecario del país celebra su aniversario con variadas actividades durante el mes de julio

La Biblioteca Nacional de Panamá Ernesto J. Castillero lleva 77 años rescatando y conservando la memoria bibliográfica del país. Y a partir de mañana, en su aniversario, realizará variadas actividades a lo largo de este mes. Así lo destaca Guadalupe García de Rivera, directora técnica de la institución.

‘Hoy desde las 10:00 de la mañana estaremos haciendo un álbum de fotos de la ciudad de Panamá. Para ello, invitamos a las personas a que se acerquen a la biblioteca y traigan sus fotos de encuentros o celebraciones en lugares emblemáticos o con personajes de la ciudad para digitalizarlas', indica Rivera.

Añade que también habrá visitas guiadas a la Sala Panameña, sitio donde reposa el Patrimonio Bibliográfico sobre Panamá, los días sábados 13 y 27 de julio, a las 10:00 a.m. y a las 2:00 p.m., para que asista toda la familia y estudiantes, quienes son los futuros investigadores del país.

Otro espacio que el público también podrá conocer es la Hemeroteca, donde se guarda valiosa información de la prensa escrita nacional, revistas y boletines.

‘Se trata de un lugar con mucha historia. La idea es que todos descubran el valor de la hemeroteca para su propio conocimiento y estudio, de manera que creen cultura para sí mismos', resalta Rivera.

Qué ver

La biblioteca posee muchas riquezas. Aparte de lo bibliográfico también cuenta con fotografías, mapas y un centro audiovisual ‘que está tratando de conservar la música panameña', apunta Rivera. ‘Justamente uno de los logros recientes fue la hemeroteca digital que próximamente estará disponible a través del sitio web', detalla la directora técnica.

Allí también reposará toda la prensa histórica de Panamá. ‘Hemos digitalizado unos 80 mil fascículos de periódicos panameños que datan de 1838 hasta 1980, a los que se podrá acceder con esta herramienta', reafirma.

Compromiso

En los últimos 21 años la biblioteca ha crecido y es administrada por un patronato.

Rivera reconoce que han sido muchos los logros. Uno de los que menciona es la modernización del propio edificio, la inclusión de la tecnología como herramienta en todos los procesos de la biblioteca, la edición de libros, ya que actualmente cuentan con un sello editorial ‘con el cual hemos intentado rescatar obras que habían quedado en el olvido y la biblioteca consiguió los fondos para publicarlas', comparte Rivera.

‘Con el proyecto de modernización arquitectónica se mejoraron los espacios. Antes la propia estructura del edifico no estaba acorde con las necesidades de los usuarios ni de las colecciones. Los depósitos eran muy cerrados y muy sombríos', describe.

Menciona que antes no contaban con aire acondicionado para conservar los libros. Las mejoras han avanzado a medida que se ha ido incluyendo la tecnología, una herramienta imprescindible para ofrecer muchos servicios a los usuarios.

Agrega que están trabajando para ofrecer alternativas para todos.

Propósito

Actualmente la Biblioteca Nacional administra una red de 56 bibliotecas públicas en todo el país. De acuerdo con Olga de Cuevas, coordinadora de la Red de Bibliotecas Públicas a nivel nacional, la Biblioteca Nacional tiene una gran responsabilidad con este país, ya que es la institución cuya misión principal es la de rescatar, conservar y facilitar el acceso a todos los ciudadanos, sin exclusión alguna, al patrimonio bibliográfico y documental en cualquier formato o soporte que se haya producido dentro y fuera del país; ‘su existencia y fortalecimiento garantiza la preservación y utilización de la memoria de nuestro país'.

‘Que la lectura pública llegue hasta el último rincón de este país, con planes, programas y acciones concretas para resolver las necesidades de información y cultura...',

OLGA DE CUEVAS

COORDINADORA DE LA RED

Dar a conocer y lograr que los ciudadanos se apropien de la creación literaria, científica, técnica, del arte, la música de los panameños de manera que les cambie la vida de forma positiva es el mayor aporte que puede dar esta institución y el mayor incentivo para promover nuevos lectores y escritores.

Otra de las responsabilidades de la Biblioteca Nacional, según Cuevas, es el desarrollo y fortalecimiento de las bibliotecas públicas, como un servicio esencial para la sociedad panameña; ‘que la lectura pública llegue hasta el último rincón de este país, con planes, programas y acciones concretas para resolver las necesidades de información, cultura, que contribuya a la adquisición del conocimiento, a la formación de lectores y de mejores ciudadanos', acota.

‘Sigo guardando la esperanza de que las autoridades volteen la mirada hacia este tema y definan políticas nacionales en materia del libro, lectura y bibliotecas y que sea valorado como un servicio público y un derecho humano y ciudadano esencial en su vida cotidiana', puntualiza Cuevas.

Sin embargo, Cuevas comenta que es importante que la ciudadanía se identifique con las bibliotecas públicas y se enteren de que ahí se desarrollan muchos servicios para la población en general ya que ‘la Biblioteca Nacional es la sede de la cultura en Panamá', comparte la coordinadora de la Red.

Antiguas sedes

HISTORIA

La Biblioteca Nacional de Panamá Ernesto J. Castillero ha pasado por tres sedes. Fue creada por Decreto No. 238 de 31 de enero de 1942 y abrió sus puertas al público el 11 de julio de 1942 en un local situado entre las calles quinta y sexta contiguo a la Presidencia de la República. Sin embargo, desde 1987 —durante el gobierno del presidente Aristides Royo— está ubicada dentro de las instalaciones del Parque Recreativo Omar Torrijos.

El primer director de la institución fue el profesor Ernesto de J. Castillero R., de ahí su nombre.

Dentro de la institución reposan obras importantes que datan desde el año 1616. Actualmente cuenta con una sala infantil, un bibliobús que recorre algunas localidades donde no hay biblioteca.