Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Cultura

‘Pitti Uomo’, la moda que es tendencia mundial desde hace 90 años

El 'fashion', que crea nuevas plataformas creativas e innovadoras, contagia la manufactura industrial y enciende el gusto por la elegancia y el buen vestir. Una mirada desde Florencia, Italia

Un hormiguero de personas que van y vienen. Lucen originales vestidos fruto de jóvenes creativos provenientes de tantos lugares. Dan a Florencia ese toque misterioso de fascinación, de lugar de la creatividad, donde los idiomas se mezclan con diferentes acentos procedentes de todas partes del mundo.

Es esta fotografía —en esta mañana de este invernal miércoles— la que nos alienta a escribir y que para este segundo día de apertura de la nonagésima séptima edición de 'Pitti Uomo' viste de luces esta hermosa ciudad.

'Pitti Uomo' no es un evento solo para interesados en el sector, sino una plataforma de creatividad con enfoque en el medio ambiente.Aristides Ureña

No pasan desapercibidas las consignas generalizadas en los medios de comunicación y en los espacios expositivos donde están presentes las grandes firmas, que para esta vez ha sido “Sostenibilidad”. Y es que del “desarrollo económico que surja al respeto del ambiente, genera incentivos para las políticas industriales que sostengan la cultura verde (Politically Green)”.

De hecho, fueron estos los temas remarcados por el alcalde de la ciudad de Florencia, Darío Nardella, que en ocasión de la inauguración en el salón del Cinquecento del Palacio Vecchio, abrió la kermesse recordando que 'Pitti Uomo' no es solo un evento para los interesados al sector, más bien una plataforma de creatividad e innovación que contagia a toda la ciudadanía, dentro de una conciencia crítica hacia el ambiente.

El Príncipe Carlos de Inglaterra y su videomensaje

En el día de ayer para la inauguración fue presentado un videomensaje de apelación al mundo creativo de la moda, donde Carlos de Inglaterra decía: “Los materiales naturales, que no provienen de combustible fósiles, no inflamables y naturalmente biodegradables, tienen un papel importante en el enorme reto del cambio climático”.

Y de hecho los apoyos a la sostenibilidad de nuevos proyectos, como el problema de los materiales biodegradables, han penetrado en la conciencia de muchos creadores, y se observa que la decisión de producir alta moda, con fibras naturales en vez de sintéticas, ha dominado la producción industrial para esta ocasión… con elegancia y agradable armonía.

La ciudad deleitada por el encanto de la elegancia

La fiesta no se reduce al hermoso edifico creado por Miguel Ángel, sede de esta feria, pues los espacios de la Fortezza da Basso no limitan los confines de sus exhibiciones, debido a que la importante universidad conocida como 'Polimoda' desde la colina de Bellosguardo, cambió parte de sus sedes, abriendo hoy su primer día de escuela en el edifico conocido como a Manifactura Tabacchi —obra maestra de la arquitectura racionalista—. Es una estructura educativa dotada de laboratorios de confección, prendas de puntos, estudios fotográficos y videos. La escuela de alta costura estará abierta a los estudiantes de todo el mundo, remarcándonos la cultura cosmopolita de la ciudad del Renacimiento.

El Polimoda se convierte en centro educativo donde estudiantes de todo el mundo podrán asistir a amamantarse de lo más bello de la cultura fashion, proponiéndose parte activa en esta mastodóntica presentación del 'Pitti Uomo'.

Así, el Palacio Gerini —otro lugar de la ciudad— donde ha sido invitado el director creativo de la “maison” del Grupo Kering, Norbert Stumpfl - ha diseñado veintitrés looks para el desfile del título “fuera del tiempo”, para hacer vivir al público la magia e intensidad de los modelos, que han sido cosidos rigurosamente por manos de artesanos de la región de Abruzo.

“El Medio Oriente, China, Singapur, Nueva York son lugares para exhibir la elegancia, porque la originalidad se valoriza dentro de muchas angulaciones”

Donde las 12 salas, con antiguos frescos barrocos del Palacio Gerini, acompañan la presencia de músicos proveniente de las mejores orquestas de Europa, que visten los hábitos, ejecutando pasajes musicales y modelando las creaciones de la famosa “maison”.

Así se complementan otras manifestaciones en las salas de la Dogana con exposiciones de fotos realizadas en 'Aventuras por América', de James Mollison, como también resultan interesantes las presentaciones cinematográficas del Gucci Garden Cinema, con videocomerciales que sostienen la producción de la marca Gucci.

A su vez, la Fundación Zefferelli presenta la antología Celeblueation del modista Renato Balestra, donde la gustosa comparación entre el clásico italiano y francés nos sorprende por la simplicidad y elegancia de cada acabado.

Siguiendo con Chiara Boni en la Loggia Ruccellai con sus creaciones sobre Trailblazer, primeras cápsulas de hábitos para hombres, con piezas prácticas —no cocidas por ninguna parte— que tienen la característica de que no necesitan de plancha. Y para la famosa ropa de la generación deportiva, la marca K-Way hace desfilar en una gran pasarela, los indumentos para lluvias y humedad, que nos hace revivir un viaje a través sus históricos cubrelluvias, en impensables nuevos multicolores juveniles.

El corazón de Panamá en 'Pitti Uomo'

A Luis Marurí lo conocí muy joven a inicios de 1984, cuando llegó a estudiar Ciencias Políticas en Florencia, donde pude dictarle clases de pintura y conocer su inclinación hacia el mundo de la estética general.

Desde entonces, Luis entra a participar con sus trabajos como estilista en prestigiosos salones hasta abandonar la carrera universitaria, para trabajar en el mundo de la moda. Viaja a Nueva York, donde vive por un periodo, trabajando en proyectos creativos en las revistas, en la moda y en presentaciones de grandes manifestaciones.

Regresa en 2001 a Milán, donde vive actualmente. Estuvo nueve años escribiendo artículos para la importante revista Gracias y muchos de sus trabajos ocupan plazas importantes en el mundo.

Y lo encontré aquí, en 'Pitti Uomo', sonriente como siempre en nuestro casual encuentro. Por eso le hice algunas preguntas para saber cómo un panameño, que vive dentro de estas manifestaciones, nos puede aclarar. Me dijo: “El fashion no tiene frontera, desde plazas en el Medio Oriente, China, Singapur, Nueva York son lugares para exhibir la elegancia, porque la originalidad se valoriza dentro de muchas angulaciones”.

Me despido de Marurí, que me abraza, para continuar en este laberinto de tantas cosas y yo sigo recorriendo paso a paso, pensativo… este contenedor de cosas bellas.

Siempre he admirado la capacidad de aquellas personas que cuidan —con mucho celo— las buenas maneras de hablar, vestir, pensar; y sentirse dentro de un sueño hermoso que perfuma de bonito, que te emociona por dentro… Entonces, cierro los ojos, respiro fuerte y ruego al Todopoderoso que todo mi país sea encantado de esta elegancia, para que la sonrisa mañanera, el buen día cotidiano sean la esencia de todo los panameños y vivamos en eterna y gustosa armonía.

Es mi sueño, pero creo que si hoy probamos, lo lograremos.