Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Familia

Piden reforzar ayuda infantil en América Latina ante desastres

Cepal y Unicef  hicieron un llamado a reforzar los sistemas de protección social de la infancia en los países de América Latina

Piden reforzar ayuda infantil en América Latina ante desastres
La frecuencia de desastres en América Latina y el Caribe ha aumentado.

La Cepal y Unicef hicieron un llamado a reforzar los sistemas de protección social de la infancia en los países de América Latina debido a su vulnerabilidad ante los desastres naturales.

‘Los niños y las niñas en América Latina y el Caribe, particularmente los que viven en contextos de pobreza, son altamente vulnerables a los desastres y experimentan sus efectos en forma desproporcionada y creciente', precisaron la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en una publicación conjunta.

Según el artículo, entre 2005 y 2015 hubo 380 desastres naturales en el mundo: Asia fue el continente más golpeado con el 44,4 % de los eventos, seguido de América (25,5 %), África (16,5 %), Europa (7,2 %) y Oceanía (6,4 %).

‘La frecuencia de desastres en América Latina y el Caribe ha aumentado 3,6 veces en medio siglo. En la década de 1960 hubo, en promedio, 19 desastres por año y en la primera década del siglo XXI ese promedio aumentó a 68 fenómenos anuales', aseguraron la Cepal y Unicef.

La mayoría de los desastres en la región están relacionados con fenómenos meteorológicos e hidrológicos, como huracanes, tormentas, inundaciones y sequías.

Al garantizar niveles básicos de ingreso y acceso a servicios sociales (salud, educación y vivienda, entre otros), la protección social fortalece la prevención y la capacidad de respuesta, y reduce la vulnerabilidad.

‘La protección social constituye una política pública clave para hacer frente a los desastres antes, durante y después de su ocurrencia', destacaron la Cepal y Unicef.

Pese a la existencia de normas internacionales sobre los derechos de la infancia ante situaciones de riesgo, ese colectivo es aún uno de los más vulnerables ante las catástrofes naturales. Para la Cepal y Unicef, es crucial aumentar la coordinación entre instituciones para atender los puntos vulnerables de los niños y adolescentes ante los desastres, así como promover la inclusión de las experiencias de los más pequeños en la elaboración de políticas sobre el tema