Temas Especiales

25 de Feb de 2021

Planeta

Oasis en medio de urbanización

PANAMÁ. Imagínese un sitio lleno de árboles y animales en medio de una urbanización de dúplex y edificios y una ruidosa avenida. Un luga...

PANAMÁ. Imagínese un sitio lleno de árboles y animales en medio de una urbanización de dúplex y edificios y una ruidosa avenida. Un lugar en plena barriada Condado del Rey, en el corregimiento de Bethania, donde los perezosos se mueven lentamente enroscados en la rama de un árbol mientras en fila india las hormigas trasladan a cuestas trozos de hojas hasta su cueva para almacenar comida para la época de invierno.

Un parche de bosque secundario que transforma el sofocante calor de verano en un clima más agradable y muestra la rica biodiversidad del trópico panameño.

Se trata del nuevo sendero ecológico del Centro de Ciencias y Arte Explora que se ha convertido en un pequeño oasis para un sin número de animales que han sido desplazados de sus hogares para abrirle paso a la construcción de viviendas en áreas aledañas a la vía Ricardo J. Alfaro, también conocida como Tumba Muerto.

En las ramas de los árboles de esta reserva han encontrado descanso y alimento ardillas, perezosos, hormigueros, armadillos, borrigueros, iguanas, carpinteros, tángaras y capisucios.

En el reducido espacio de 505 metros, especies de nance, guácimo blanco, poroporo, yuco de monte, jobo, algarrobo, heliconias, periquitas, guarumo y enredaderas luchan por sobrevivir al desarrollo urbanístico que ha mermado gran parte de la vegetación de la ciudad.

‘Este es un refugio para que la flora y la fauna del área no desaparezca’, explicó Sixto Mequizama, encargado de los estudios de flora y fauna del Parque Natural Metropolitano.

Mequizama, encargado de capacitar en conocimiento de diversidad biológica a los guías del refugio de vida silvestre, explicó que el sitio ayudará a difundir entre los visitantes la importancia de la conservación de las áreas verdes en la ciudad y permitirá distinguir entre un bosque primario y uno secundario y conocer algunas especies de flora y fauna.

‘La idea es enseñar a los más pequeños de la casa que es importante cuidar los bosques’, detalló Dora Boyd de Pérez Balladares, presidenta de la Fundación de Ciencias y Arte Explora.

Y es que el sitio ‘fue creado como una oferta educativa para fomentar el conocimiento de la riqueza natural de nuestro país’, afirmó Alexis Santos, guía de ‘Explora la Naturaleza’.

Desde el pasado viernes, el sitio está abierto al público. Las personas que deseen realizar un recorrido deben hacer sus reservaciones al teléfono 230-3066.

El recorrido, que dura 45 minutos, tiene un costo de $1 para los niños y $2 para los adultos.

EL RECORRIDO

El sendero se encuentra habilitado con letreros con información valiosa sobre los servicios ambientales que nos brinda la flora y la fauna. El lugar, además, está acondicionado con bancos y empedrado para facilitar la caminata de los exploradores.

Dos guías entrenados están listos para acompañar a los visitantes durante la travesía, al tiempo que amplían los detalles sobre las especies del istmo centroamericano que se refugian en la reserva.

OFERTA ADICIONAL

Como complemento adicional de esta experiencia, se puede visitar el Museo Interactivo de Ciencias y Arte, un sitio que permite a chicos y grandes ampliar la cultura científica sobre principios físicos, matemáticos, geográficos y fenómenos naturales.

Para hacer uso del museo deben pagar $3 los adultos y $2 los niños.