Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Salud

Aprenda a prevenir la embolia pulmonar

Evitar aquellos factores incitantes como los anticonceptivos e identificar los factores riesgo es lo primordial

Aprenda a prevenir la embolia pulmonar
La deshidratación facilita la formación de coágulos de sangre.

¿ Sabe usted qué es la embolia pulmonar? Se trata de una enfermedad que ocurre cuando un coágulo de sangre (trombosis) que se forma en algunas de las venas del cuerpo, específicamente en las piernas, brazos o pelvis se desprende y viaja hasta atorarse en el pulmón.

También puede presentarse a causa de émbolos por inmovilidad, ya sea, por cirugías ortopédicas como de rodilla, pelvis o brazos. Otros causantes frecuentes pueden ser una persona con cáncer a causa del cigarrillo o el uso de medicamentos hormonales como las pastillas anticonceptivas, según explica el doctor Eduardo Mireles, quien estuvo en una jornada científica en el Centro Médico Paitilla.

SÍNTOMAS DE EMBOLIA PULMONAR

Es posible que los pequeños émbolos no causen síntomas, pero la mayoría provocan ahogo, especialmente cuando no se produce el infarto. Con frecuencia, la respiración es muy rápida y el afectado puede manifestar los síntomas de un ataque de ansiedad. También puede aparecer un dolor torácico agudo, especialmente cuando la persona respira profundamente, ritmo cardíaco acelerado y piel azulada.

CUIDADOS UNA VEZ DIAGNOSTICADA

Según Mireles para evitar que vuelva a suceder otra trombosis hay que quitar el factor incitante (es decir que la produce), por ejemplo, si la persona está tomando pastillas anticonceptivas o si está inmóvil debe dejar las pastillas o hacer algún movimiento para evitar coagulación de la sangre. Si esto sucede también puede colocar anti coagulantes por periodos de tiempo prolongados para saber que ese coágulo se va a deshacer y no viajará al pulmón.

Otro método preventivo es, si se encuentra en un hospital por alguna cirugía y esta inmóvil, utilizar medias comprensoras en las piernas, inyecciones de heparina en el abdomen y aparatos de compresión en las piernas. Y por último, realice ejercicio físico frecuentemente para movilizar la sangre venosa de las piernas y evitar factores de riesgo como la obesidad, resalta Mireles.

Ferrán García Bragado, coordinador del Grupo de Trabajo de Tromboembolismo de la Sociedad Española, agrega que para prevenir la embolia pulmonar la clave es identificar a las poblaciones de riesgo y adoptar medidas para que se apliquen los programas de profilaxis.

EXPECTATIVAS

Para el doctor Bagrado es difícil predecir qué tan bien se recupera una persona de un émbolo pulmonar. Una persona con problemas de este tipo tiene un alto porcentaje de morir de un infarto cardíaco, exclusivamente los adultos mayores de 50 años.