Panamá,25º

21 de Jan de 2020

Salud

Cuando la enfermedad no puede ser derrotada

Científicos españoles han registrado, luego de varios ensayos, el primer caso de hepatitis C resistente a nuevos fármacos

Cuando la enfermedad no puede ser derrotada
.

Las pruebas que realizaba el Instituto Español de Investigación del Sida IrsiCaixa, al final, no dieron buenas nuevas para la comunidad científica.

Los especialistas que investigan la efectividad de nuevos medicamentos que pudieran combatir la hepatitis C concluyeron con resultados negativos. La infección no puede ser curada con las nuevas drogas que han producido algunas casas farmacéuticas.

‘Era algo que ocurriría en cualquier momento. Ahora hay que ver qué es lo que puede pasar en los próximos años, cuando se introducen masivamente los nuevos fármacos’, señala en el resumen de la investigación Miguel Ángel Martínez, investigador de IrsiCaixa y líder de los científicos de ese instituto.

Según explica Martínez a los medios españoles, las pruebas fueron realizadas a una pareja homosexual, en la que ambos estaban contagiados con la enfermedad. Uno de ellos presentó mejoras, pero luego sufrió una reinfección. Mientras que el otro, nunca respondió de manera positiva a los medicamentos.

La hepatitis es una enfermedad infecciosa severa que ataca directamente al hígado, inflamándolodo y luego evolucionando hasta convertirse en una fibrosis, cirrosis o cáncer de hígado. Existen cinco clases de hepatitis, una más letal que la otra, sin embargo cuatro de ellas se pueden prevenir. La hepatitis c, no.

‘Esta infección tiene la característica de iniciar y comportarse de manera silenciosa, es decir sin ningún síntoma hasta que el daño al hígado es muy avanzado. Este tipo de comportamiento es el culpable de que mucha gente que tiene esta infección de forma crónica no lo sepa’, dijo la infectóloga Violeta Rodríguez.

Del mismo modo, la especialista informa que a diferencia de los otros tipos de hepatitis, la cepa ‘C’ no posee una vacuna preventiva, al igual que un medicamento efectivo. Además recordó que la transición de esta cepa se hace vía sexual, haciéndola cada vez más frecuente.

Según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la prevalencia del virus de hepatitis C en Panamá raya el uno por ciento, convirtiéndose en una extraña enfermedad para la población.

Así mismo la OMS asegura que Panamá ha logrado que el 89 por ciento de los recién nacidos sean vacunados contra la hepatitis b en la primeras 24 horas de haber nacido.

Por su parte el Ministerio de Salud panameño cuenta en su esquema de vacunación con una dosis llamada tetravalente, que protege al menos de varias enfermedades entre ellas la hepatitis B, que tiene una prevalencia estimada en Panamá de por lo menos el 10 por ciento.