08 de Dic de 2022

Salud

Un vaso de líquido agiliza el cerebro

Estudio revela que cuando se está bien hidratado, mejora el estado de ánimo, se agudiza la memoria y la concentración

Mantenerse hidratado tiene muchos beneficios para la salud, pero ¿sabía que beber líquido puede majorar su desempeño mental? Así lo comprobó un estudio realizado por la Universidad East London en Inglaterra.

Los investigadores comprobaron que mantenerse hidratado mejora el funcionamiento del cerebro porque permite que la sangre lo oxigene mejor, facilitando el trabajo de las neuronas. Los beneficios inician con el primer vaso de líquido, y así sucesivamente hasta llegar a los requirimientos diarios. Lo primero que se nota es que hay un mejor nivel de concentración, se procesa la información con mayor rapidez y todo porque el cerebro hidratado funciona hasta 14% con más velocidad.

El médico pediatra endocrinólogo, Enrique Medina, dijo en una entrevista que ‘Cuando el cerebro está bien hidratado tenemos mejor estado de ánimo, nuestra memoria se agudiza y tenemos mejor concentración, lo que nos permite pensar y solucionar mejor los aspectos de cada día’.

Medina agregó que la hidratación es tan importante como una buena nutrición. Todas las bebidas, no solamente el agua, sirven para hidratar al cuerpo.

NO SE AHOGUE EN UN VASO DE AGUA, MEJOR ¡TOMÉSELO!

El periodo de exámenes o intensas jornadas de trabajo requieren, sin duda, un gran esfuerzo intelectual. No obstante, el estrés,la ansiedad y un sueño deficiente hacen que la mayor parte de las personas descuiden su alimentación y sobre todo, su hidratación.

Tomar líquidos antes o durante un examen, u otra tarea de desempeño mental, sería suficiente para mejorarlo, según lo explicó el profesor Chris Pawson, coautor del estudio en la Universidad East London. Para llegar a estas conclusiones, el Profesor Pawson y su equipo observaron durante un examen a 447 estudiantes universitarios. Los investigadores notaron que el 25% de los alumnos había llevado una botella con líquido al examen.

Al final, quienes habían tomado antes y durante la prueba, obtuvieron notas hasta 10% más altas que el resto de los alumnos.

¡HIDRÁTESE!

El Instituto de Medicina de Estados Unidos y Canadá define los requerimientos mínimos de líquido. Para un adulto sano: de 3 litros al día para hombres y 2 litros para mujeres. Esto puede variar según el clima, el nivel de actividad física y la altura, entre otros factores. El 80% del consumo se obtiene de cualquier bebida y el 20% restante de alimentos como frutas y vegetales. La forma correcta de hidratarse es hacerlo progresivamente a lo largo del día, no es aconsejable hacerlo todo en un solo momento.