03 de Dic de 2021

Salud

Diabetes: una enfermedad que se evita al cambiar de hábitos

De acuerdo con los especialistas, durante la cuarentena por la covid-19 tantos niños como adolescentes aumentaron alrededor de 10 libras. Invitan a las familias a llevar un estilo de vida más saludable a base de menús que incluyan vegetales, frutas, proteínas, agua, y mucha actividad física

Diabetes: una enfermedad que se evita al cambiar de hábitos
Inculcar en los niños una alimentación saludable ayuda a prevenir la diabetes en el futuro, dicen expertos.Cortesía

El aumento de niveles de glucosa en sangre es la causa principal de la diabetes tipo 2, una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas deja de generar insulina o el cuerpo no puede utilizar adecuadamente la insulina que produce (glicemia).

De acuerdo con expertos en el tema, las personas con esta condición pueden desarrollar daños en distintos tejidos y órganos del cuerpo (corazón, cerebro, riñones, ojos, vasos sanguíneos y nervios, entre otros), provocando de esta manera ceguera, insuficiencia renal crónica, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores, de ahí la importancia o necesidad de mantener un control óptimo de la salud como medida de prevención.

Actualmente, la diabetes es una de las enfermedades con mayor índice de crecimiento en los últimos años a nivel mundial, situación de la que no escapan los panameños, ya que cada día suma nuevos debutantes, sobre todo, en 2020 cuando la pandemia de la covid-19 trajo consigo muchos días de cuarentena, donde la mayoría de la población tuvo que quedarse en su casa sin poder salir.

Liliana Neil, endocrinóloga pediatra y presidenta de la Asociación Panameña de Endocrinología, Diabetes y Metabolismo (Apedim), mencionó a La Estrella de Panamá que durante la cuarentena, las personas al estar en casa sin poder salir se volvieron más sedentarias y a raíz de eso hubo un incremento muy importante de pacientes con diabetes tipo 2.

Diabetes: una enfermedad que se evita al cambiar de hábitos
Diabetes: una enfermedad que se evita al cambiar de hábitos

“Estar en casa encerrados por la pandemia trajo consigo un gran aumento en el consumo de alimentos altos en calorías. El desespero del encierro trajo consigo mucha ansiedad y las personas sin más nada que hacer consumieron muchos más alimentos procesados, harinas, comidas delivery”, señaló la presidenta de Apedim.

Según Neil, aunque no hay cifras exactas del aumento de obesidad y diabetes durante la cuarentena, ya que no ha terminado la lucha contra la covid-19, las consultas médicas evidencian que los niños subieron alrededor de 10 libras mientras estuvieron en casa encerrados.

De hecho, el 80% de los pacientes que han llegado a consulta afirma que ganó peso por la cuarentena. Esto quiere decir que más del 50% de la población panameña tiene que haber ganado peso en ese periodo”, señaló Neil, quien también labora en el hospital de Especialidades Pediátricas de la Caja de Seguro Social (CSS) y The Panamá Clinic.

“En las consultas se evidenció que tanto niños como adolescentes desarrollaron diabetes por obesidad, incluso niñas desarrollaron pubertad precoz por aumento importante del peso durante la cuarentena. Tanto en Panamá, como a nivel mundial, el sobrepeso, la obesidad, diabetes y enfermedades cardiometabólicas serán una de las graves consecuencias que ha dejado la pandemia”, explicó la doctora.

Diabetes: una enfermedad que se evita al cambiar de hábitos
Visitar al médico ante cualquier anomalía ayuda a prevenir muchas enfermedades.Cortesía

Cada 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes, que es una oportunidad para crear conciencia sobre el impacto de la diabetes en la salud de las personas y cómo mejorar los métodos de prevención, diagnóstico y manejo. El tema del Día Mundial de la Diabetes 2021 fue “El acceso al cuidado de la diabetes: si no es ahora, ¿cuándo?”.

Medidas de prevención

Javier Calvo, médico edocrinólogo, afirmó a este medio que los médicos están luchando para frenar el avance de la diabetes, con estrategias eficaces como hacer exámenes de sangre llamados 'hemoglobina glicosilada', evaluaciones a las personas por peso y composición corporal (qué tanto es grasa, músculo, agua). “Con esas estrategias de medición nos damos cuenta donde está la grasa localizada, la cual es la productora de la diabetes”, añadió el médico.

A su vez detalló que las personas una vez son diagnosticadas con prediabetes, pueden prevenir los riesgos de desarrollar la enfermedad a tiempo si van a una consulta médica. También invitó visitar el sitio: www.prediabetes.la, completamente gratis para todos los panameños.

Diabetes: una enfermedad que se evita al cambiar de hábitos
Médicos recomiendan hacer ejercicios y tomar agua.Pixabay

La doctora Neil también aconsejó que la prevención de la diabetes conlleva seguir una alimentación saludable y eso debe darse en casa desde la infancia, adolescencia hasta la etapa adulta.

En la región de las Américas, alrededor de 62 millones de personas viven con diabetes; esta es la única enfermedad no transmisible donde el riesgo de morir prematuramente está aumentando, en lugar de disminuir. El número de personas con diabetes se ha cuadriplicado en los últimos 40 años, impulsado en gran medida por el aumento del sobrepeso y la obesidad, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“En la región de las Américas, alrededor de 62 millones de personas viven con diabetes; esta es la única enfermedad no transmisible donde el riesgo de morir prematuramente está aumentando, en lugar de disminuir”. ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD

Estilo de vida saludable

De acuerdo con Neil, lo que se debe tomar en cuenta siempre es los factores de riesgo. “Lo primero es la herencia familiar, llevar un estilo de vida saludable desde temprana edad con base en frutas, vegetales, fibras, agua y actividad física de al menos 150 minutos por semana (corresponde a 30 minutos diarios), visitar al médico por lo menos una vez al año a fin de detectar oportunamente cualquier condición de salud. “Evitar los alimentos procesados, exceso de carbohidratos y bebidas azucaradas”, subrayó Neil.

Desde la asociación promovemos la creación de planes educativos a nivel nacional e internacional para disminuir todo lo que es nocivo para la salud y para efectos específicos de obesidad y diabetes tipo 2. Sabemos que actualmente una de las posturas más arraigadas es evitar el consumo de bebidas dulces y alimentos procesados, y que debemos hacer planes nutricionales donde se pueda orientar a la población.

“En Panamá, la población piensa que al ingerir alimentos fritos, bebidas dulces, es lo ideal, pero no es así. Esta cultura alimenticia no saludable debe cambiar, pero sabemos que es un arduo trabajo y por eso se necesita trabajar de manera multidisciplinaria, donde todos los actores aporten su granito de arena. Para empezar esas medidas de prevención es necesario crear campañas donde se fomente más la ingesta de vegetales, frutas y agua, en vez de bebidas dulces y alimentos procesados”, argumentó.

Menú saludable

En caso de una persona adulta el plato debe dividirse en porciones: ¼ del plato corresponde a un carbohidrato (arroz, papa o pasta). El otro ¼ puede ser menestras, y el resto se complementa con una porción de vegetales y la proteína (cualquier tipo de carne).

“En cada plato nutricional debe haber frutas o vegetales crudos ya que estos contienen fibra, la cual mejora la digestión y da sensación de llenura o hace que la persona se sienta satisfecha y disminuye la absorción de grasas y azúcares, así como también contienen probióticos, alimentos (generalmente con alto contenido de fibra) que actúan como nutrientes para la microbiota humana. Los beneficios que aportan las frutas y los vegetales ayudan a prevenir muchas enfermedades, pero eso debe empezar desde casa y de los padres hacia los hijos”, detalló la experta.

A su vez, recomendó a los padres no brindar a los hijos bebidas dulces (sodas o jugos) porque no aportan ningún valor nutricional, ya que están compuestas de agua, colorante, saborizante y azúcar, lo que más tarde se traduce en obesidad y luego en diabetes, “hay que valorar más el consumo de agua, al menos 8 vasos al día”, concluyó.

Insulina, el tratamiento que ha salvado millones de vidas cumple 100 años de descubrimiento

Investigación

Sin duda el gran paso para tratar la diabetes fue el descubrimiento de la insulina en 1921, por los profesores Frederick Banting y su ayudante Charles Best, del Departamento de Fisiología de la Universidad de Toronto, un hecho que tuvo un gran impacto en la salud pública del mundo.

Según publicó el diario “El País”, las primeras insulinas que se obtuvieron fueron de derivados de páncreas de animales; primero de perros y después de bóvidos, que surtían efecto durante poco tiempo. A partir de ahí, señaló Esteban Jódar, jefe del Servicio de Endocrinología y Nutrición del hospital Quirónsalud Madrid, “se inició una carrera para adaptarlas mejor a las necesidades de los pacientes y prolongar su acción”.

De acuerdo con el experto, el siguiente hito fue intentar obtener insulinas humanas, algo que se logró por ingeniería genética. De forma paralela fueron apareciendo dispositivos que han facilitado el control de la enfermedad y la calidad de vida de los pacientes tanto de diabetes tipo 1 como de tipo 2. Esta última representa el 95% de los casos y su prevalencia se disparó en las últimas décadas, declaró el médico al diario español.

Hoy se ha avanzado hacia todo tipo de nuevas terapias, a fin de mejorar la calidad de vida y salud del paciente diabético.