25 de Feb de 2020

Tecnología

Normas de calidad e inocuidad, esenciales en la producción

Los controles microbiológicos en los alimentos, además de garantizar la salud evitan el bioterrorismo

Es una herramienta moderna que permite identificar y controlar los riesgos sanitarios asociados a cada una de las fases de la cadena alimentaria.

Las normas de calidad e inocuidad son esenciales en una época en que se le exige a las empresas controles más estrictos para exportar e importar alimentos, explicó Patricia Jaar de Inchausti, ingeniera de alimentos y directora del laboratorio de análisis Food Safety, que se dedica a identificar patógenos en los productos.

El proceso para lograr productos saludables y libres de bacterias va desde controles en la materia prima, una infraestructura limpia, sin aberturas en las paredes para que los roedores y los insectos no tengan acceso y hasta con colaboradores saludables y aseados. ‘Es un cambio cultural en lo que tienen que trabajar las empresas para ingresar a esta etapa’, admite Jaar de Inchausti.

En medio de este proceso no debe faltar un laboratorio de análisis que determine que los productos, como leche, carne, quesos y vegetales, están libres de bacterias, señala la ingeniera.

No obstante, el análisis del producto puede entrar en cualquier etapa de la cadena productiva. ‘Yo analizo tu alimento y te digo está bien o está mal, porque puede estar cargado de bacterias y el consumidor puede comérselo y no se da cuenta’, explicó la directora de Food Safeti.

Las normas de calidad e inocuidad se están convirtiendo en un elemento indispensable, ‘las empresas que no lo tienen se quedan’, agregó la especialista.

Hay regiones que están más avanzadas que otras en el uso de esta herramienta. Panamá, por ser un país cuya economía está sustentada en los servicios más que en las exportaciones, no ha logrado muchos avances. Ha dado sus primeros pasos, pero hay mucho por hacer todavía, comenta la directora de Food Safeti.

Los controles en los alimentos son muy débiles, a pesar de que los beneficios de esta herramienta son muchos. El uso de esta tecnología, además de garantizar la salud, puede evitar la muerte, a través de la detección del bioterrorismo, que es cuando se introduce en un país microorganismos patógenos contra la población.