Temas Especiales

01 de Ago de 2021

Tecnología

El 'e-commerce' como tabla de salvación para la economía

Hoy el mercado regional se transformó mediante un proceso evolutivo donde lo digital es la base de las mejores apuestas. Conversamos con un emprendedor panameño con amplia trayectoria en el sector

El comercio electrónico es cada vez más importante y tiene un potencial enorme.Foto | Pixabay

Desde antes de la pandemia el comercio electrónico venía experimentando una notable evolución. Pero el confinamiento por la crisis sanitaria disparó las compras online a niveles sin precedentes, a tal punto que muchas tiendas físicas hoy se han volcado a la omnicanalidad a fin de mantenerse funcionando.

Elías Manopla, experto en comercio electrónico y fundador de Meat House Panamá, una tienda en línea que vende carnes, aderezos y alimentos en general, señaló que con la pandemia la forma de hacer negocios cambió para siempre. “El comercio electrónico en Panamá y el mundo impulsó más de un cambio en los mercados y en los canales de consumo, algo muy positivo porque en nuestro país había un atraso desmesurado en cuanto al tema, pero con esta crisis económica se ha vuelto una obligación”, reconoció Manopla a La Estrella de Panamá.

Según Manopla, una empresa que hoy no tenga la capacidad de ofrecer sus productos de manera digital y a domicilio, corre el riesgo de quebrar así como le ocurrió a muchas durante la cuarentena total, ya que no estaban preparadas para este modelo de negocio. “Lamentablemente esas empresas físicas no pudieron sobrevivir, pero las que hoy mantienen sus operaciones a flote se apresuraron y se montaron en el modelo del e-commerce, un gran giro que les ha permitido ver frutos”, detalló el joven experto.

A su vez enfatizó que es sumamente necesario y obligatorio para cualquier empresa tener una presencia digital en materia comercial.

El éxito que han logrado con Meat House Panamá, un proyecto común con los hermanos Jorge y José Soto, se debe a la experiencia de compra del consumidor, porque un “cliente insatisfecho” no vuelve más al sitio y “para nosotros es muy importante brindar la mejor atención”. “Nos mantuvimos y nos seguimos manteniendo siempre pensando en el cliente antes que en cualquier otra cosa, porque muy a pesar de las ganancias que obtengamos, el cliente siempre será primero”, argumentó.

A fin de aprovechar plenamente el comercio electrónico, los países de la región necesitan superar varios obstáculos y desafíos de política pública.Pixabay

Ataques cibernéticos

Los ataques cibernéticos siempre están a la orden del día. En este caso, Manopla aseguró que cuentan con varias herramientas importantes para evitar que esto suceda y van desde cuidar el proceso de pago con filtros antifraude hasta la detección de información falsa que proporcionan los delincuentes cibernéticos, todo a través de algoritmos específicos y la experiencia de “nosotros como expertos”.

“Otro punto a nuestro favor es que la tienda en línea está a la par de cualquier empresa panameña e incluso de aquellas internacionales y se debe al respaldo que tenemos con Shopify, la empresa canadiense número uno de comercio electrónico a nivel mundial, y no es para menos, pues cotiza en la bolsa de valores de Nueva York”, detalló.

Agregó que afortunadamente eso es lo que los ha mantenido siempre a la vanguardia y con la estabilidad que esperan. “En lo tecnológico estamos a la par de cualquier e-commerce a nivel mundial”, subrayó.

Situación en Latinoamérica

Según un informe realizado por la consultora Kantar, las ventas del e-commerce aumentaron hasta en un 26% en Latinoamérica durante los días de confinamiento.

Santiago Naranjo, gerente general para el norte de Latinoamérica para VTEX, una multinacional brasileña de tecnología especializada en comercio en la nube, resaltó en un comunicado que según estudios realizados en Ecuador, Colombia, Perú, Chile y demás países de la región, las ventas en línea aumentaron como mínimo entre el 20% y el 50%”.

“El comercio electrónico en Panamá y el mundo impulsó más de un cambio en los mercados y en los canales de consumo, algo muy positivo porque en nuestro país había un atraso desmesurado en cuanto al tema ”
ELÍAS MANOPLA,
EXPERTO EN 'E-COMMERCE' Y COFUNDADOR DE MEAT HOUSE PANAMA

En el caso de Colombia, el uso de esta canal creció entre el 50% y el 80%, según un informe de la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico.

En, Brasil, la consultora Compre e Confíe señaló que las ventas en línea crecieron un 40%; en Argentina un estudio de la CACE explicó que el 90% de los nuevos compradores en línea son adultos, mayoritariamente los adultos mayores; según un informe de la Cámara de Comercio de Santiago, Chile, reportó que sus ventas en línea crecieron 119%.

Mientras que en Panamá el comercio electrónico aumentó un 85%, según datos de 2020.

Una apuesta consciente por el comercio en línea se mantendrá como la decisión estratégica para soportar las bases de la industria mundial y ahora con solo dar un clic, un vendedor puede ofrecer todo un portafolio de productos sin tener que salir de su casa.

Las compras anuales en línea crecieron cerca del 26% entre enero de 2018 y enero de 2020.Pixabay

Retos en el camino

A fin de optimizar y hacer eficaz el comercio electrónico, los países de la región necesitan superar varios obstáculos y desafíos de políticas públicas. Además de una conectividad limitada y deficiente y una inadecuada infraestructura tecnológica, estos incluyen sistemas financieros subdesarrollados, servicios postales con desempeño insatisfactorio, y marcos legales y regulatorios que restringen el grado en que las personas confían y llevan a cabo transacciones en línea, destaca el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en su página oficial.

Es importante destacar que existe una clara necesidad de diseñar e implementar estrategias de medición precisas y consistentes internacionalmente, atender barreras explícitas al comercio digital (políticas restrictivas de datos, barreras de establecimiento) y crear condiciones que sean conducentes al desarrollo de mercados digitales regionales.

Los países también necesitan garantizar de manera segura y expedita el procesamiento del creciente número de paquetes internacionales de pequeño valor. Esto lo pueden lograr a través de la estandarización de procedimientos y la interconexión electrónica entre aduanas y operadores postales y logísticos para habilitar información anticipada de carga. Asimismo, necesitan introducir nuevas tecnologías como inteligencia artificial y machine learning para permitir la automatización de la gestión de riesgos para los envíos en cuestión.

El comercio electrónico en el mundo

Una mirada global

Según datos del Observatorio de E-commerce y Transformación Digital, el comercio electrónico ha experimentado una notable evolución pasando de ser un simple catálogo de productos o servicios, construido a partir de una página estática, a convertirse en un medio eficaz para realizar negocios. Hay tres tipos de comercio electrónico: Business to Business (B2B), Business to Consumer (B2C) y Consumer to Consumer (C2C). Estados Unidos y los países europeos y asiáticos han sido los pioneros en adoptar esta tendencia comercial. No obstante, hoy Estados Unidos y Europa parecen estancados en su evolución.

Según el Global B2C E-commerce, Europa y Norteamérica se encuentran entre las primeras regiones donde más facturación se genera. Sin embargo, en la actualidad quien tiene un mayor crecimiento es Asia-Pacífico (un 44,5%) con una facturación en 2013 de 567.3bn de dólares. De igual forma Latinoamérica muestra una gran evolución, con un crecimiento del 21,5% y una facturación de $33.2bn. Los países de esta región que hoy más compran por internet son: Brasil, Venezuela, Argentina, Colombia, México, Perú y Chile. Según la empresa ComScore, ocho de cada diez consumidores latinoamericanos buscan, investigan y compran productos en línea semanalmente.

Con la pandemia, el comercio electrónico se ha vuelto una cultura que llegó para quedarse, resaltó el observatorio.