Temas Especiales

22 de Jan de 2021

Deportes

‘Quiero emular a Alexis Arguello’

PANAMÁ.. ‘Hola, yo soy Román’. Sencillo al hablar, aunque con un tono que deja ver la firmeza de su personalidad.

PANAMÁ.. ‘Hola, yo soy Román’. Sencillo al hablar, aunque con un tono que deja ver la firmeza de su personalidad.

Le llaman ‘Chocolatito’, y este pequeño guerrero, bautizado Román Alberto González Luna, puede jactarse de haber ganado ya dos títulos mundiales de boxeo, y además, de tener un futuro prometedor, respaldado por su talento pugilístico y una pegada demoledora.

EL INICIO

El jovencito nacido en Managua, Nicaragua hace 24 años tuvo que lidiar con la adversidad desde muy temprano.

‘Sabía desde muy chico que tenía que hacer las cosas por mí mismo, para ayudarme y ayudar a mi familia’, comentó a La Estrella.

El deporte de los puños fue el refugio en sus momentos difíciles, y el motor que impulsó su vida en aquellos instantes de lucha y sacrificio.

Román está en la calle y allí, toma la decisión.

‘Tenía 15 años, cuando entré a la escuela de boxeo de Alexis Argüello. Allí comenzó todo’, relató.

Inicia una carrera aficionada que le permite representar a su país en numerosas competencias, hasta que en julio de 2007, decide saltar al boxeo rentado.

LA ESTRELLA

Inspirado por su ídolo, mentor y amigo, Alexis Argüello, ‘Chocolatito’ comienza a destacarse como un hombre de gran pegada, buena técnica boxística y resistencia, elementos que le llevaron rápidamente a ganar la corona del mundo del peso mínimo (105 libras), noqueando en cuatro asaltos al japonés Yutaka Niida.

Hace tres defensas exitosas del título reconocido por la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), y sube a las 108 libras para sacar del camino en dos tramos al mexicano Francisco Rosas, quedándose con el título mundial minimosca de la AMB, del que ya tiene tres defensas victoriosas ante púgiles mexicanos.

EL PRÓXIMO RETO

Ramón García Hirales, mexicano ex campeón mundial de las 108 libras, reconocido por la OMB, es el próximo rival del ‘Chocolatito’.

El pleito se realiza el sábado 17 de marzo en Culiacán, México.

‘No me preocupa pelear donde sea. Sé que este es un nuevo reto y pienso superarlo. Yo no dejaré el título allá, porque sé que es mi futuro y el de mi familia’, apuntó el pugilista.

LA INSPIRACIÓN

Al evocar a Alexis Argüello, Román González deja escapar un leve suspiro.

‘Alexis fue un amigo, un mentor y un hombre que siempre creyó en mí. Por eso, quiero llevar mi carrera a lo más alto, no porque quiera superar lo que él hizo en el ring, sino porque sé que él estaría muy orgulloso de que eso sucediera’, dijo el orgullo pinolero.

Un estrechón de manos y el deseo de buena suerte en su próxima defensa cerraron la conversación.

Quedó bien cimentada, además, la convicción de que Román González está por ser una gran estrella del boxeo que dé su luz, al lado de aquella que dejó para siempre ‘El Flaco Explosivo’.