Temas Especiales

02 de Dec de 2020

Deportes

Solicitan auxilio para rescatar estadio de béisbol

PENONOMÉ. En total abandono y sin mantenimiento se encuentra el estadio de béisbol de Penonomé, ubicado en sector de Miraflores, vía El ...

PENONOMÉ. En total abandono y sin mantenimiento se encuentra el estadio de béisbol de Penonomé, ubicado en sector de Miraflores, vía El Coco.

Pese a continuos llamados de atención y más de cuatro cartas solicitando al actual director de Pandeportes, Javier Tejeira, una visita de inspección o inclusión de una partida para que auxilie esta infraestructura que alberga incluso las oficinas regionales de esta institución en Coclé no se han obtenido respuestas.

Alarmados, deprimente, en estado de abandono total, son las expresiones que emite el presidente del Comité pro Complejo Deportivo y tenaz promotor de la obra, Julio César Fernández.

El dirigente no esconde su pesar y frustración por la pérdida de ‘tanto esfuerzo’ de numerosos y entusiastas penonomeños y deportistas que soñaron con esta obra, que conforma un elemento de la futura ciudad deportiva, que se levantaría en las 10 hectáreas, 754 metros con 90 decímetros que pasaron al patrimonio del entonces Instituto Nacional de Deportes (INDE) ahora Pandeportes.

EL DETERIORO

La corrosión por el óxido es notable en diferentes piezas metálicas, falta de pintura de todo el edificio, filtraciones de agua, goteras, el drenaje del cuadro de juego es deficiente, paneles de cielo raso de los compartimentos interiores colapsados, el sistema séptico de aguas servidas es insuficiente, hojas de zinc levantadas, fuente de agua dañada, alambrado eléctrico inseguro.

Es de resaltar que aún este estadio no había sido terminado y falta el alumbrado en el campo de juego, ampliación de las secciones de graderías, instalación del tablero electrónico, el muro perimetral de la infraestructura y el acondicionamiento del estacionamiento frontal.

No solo los miembros del comité han clamado por ayuda urgente a este estadio, que se inauguró en 23 de junio de 2009, sino que consta la preocupación en sendas resoluciones emitidas por el Consejo Municipal de Penonomé y el respaldo firmado de los presidentes de otras disciplinas como el fútbol, baloncesto, pequeñas ligas, atletismo y pro piscina, en las notas que se le han remitido a Javier Tejeira, pero todo ha sido infructuoso. No hay respuesta ni interés ni comunicación efectiva.

En su oportunidad, los ediles pidieron al presidente Martinelli y al entonces director de Pandeportes, Rubén Cárdenas, incluir una partida en el presupuesto nacional del 2012, pero no hubo atención.

FUTURA CIUDAD DEPORTIVA

En 1997, se obtuvo la donación en este sector (Miraflores) de las 10 hectáreas estatales para el proyecto de un complejo que albergara a futuro un estadio para las pequeñas ligas, un cuadro de fútbol, una cancha interna de atletismo, un gimnasio multiuso y una piscina semiolímpica.

Quizás Penonomé sea una de las ciudades del interior con las mejores condiciones tanto de ubicación como de propiedad común de terrenos con espacio para construir instalaciones deportivas con buena amplitud.

El crecimiento inusitado de esta ciudad demuestra la necesidad de brindar cobertura al aumento poblacional y recreativo de los ciudadanos.

HABLA DIRIGENTE

Según explicó el dirigente deportivo Julio César Fernández, una de las demandas inmediatas es que Pandeportes, por medio de sus especialistas, asuma varias tareas colaterales a la rehabilitación y mejoramiento del estadio.

Entre ellas, la revisión completa de los puntos perimetrales del terreno destinado para la construcción del Complejo Deportivo de Penonomé, la ubicación y señalización del área que corresponde a cada una de las infraestructuras deportivas contempladas en el proyecto original y el levantamiento de los planos y cálculos presupuestarios de estas obras.

ESTADIO-DORMITORIO

Mientras, el estadio sigue convirtiéndose en un lugar que los chicos buscan para jugar béisbol de pequeñas ligas, para prácticas de fútbol, y fuera del mismo, de dormitorio de delegaciones deportivas y de una lejana oficina pública de Pandeportes, con director y funcionarios de Aguadulce, sin promotores de béisbol para sumarse a ser otra cenicienta del deporte en Penonomé.