La Estrella de Panamá
Panamá,25º

11 de Nov de 2019

Béisbol

Con el sello de un futuro Grandes Ligas

El pelotero panameño ha exhibido una llamativa evolución en cuatro años en las ligas menores.

Allen Córdoba en el campo de entrenamiento.

El futuro grandes ligas, Allen Córdoba, viajó el pasado domingo a Estados Unidos para integrarse a un minicampamento de cuatro días, al que fue invitado el prospecto panameño por los Padres de San Diego.

Córdoba, un campo corto que ha exhibido una llamativa evolución en cuatro años en las ligas menores, fue seleccionado por San Diego en el draft de la Regla 5.

Este será el primer contacto, cara a cara, del prospecto con su nuevo equipo. Antes era de los Cardenales de San Luis, equipo que lo protegió en la plantilla de Triple A.

Firmado en 2012, ha jugado cuatro campañas en el sistema de ligas menores, pero nunca lo ha hecho más allá del nivel rookie avanzado.

Cuando termine este minicampamento se trasladará a Arizona, para continuar su preparación, y donde no perderá la oportunidad de dejar una buena impresión.

Para Córdoba, este minicampamento tiene un doble propósito, pues es su primer contacto con San Diego y desde ya, desea ir ganando puntos; demostrando que tiene material para quedarse con el equipo grande.

DATOS RELEVANTES

Allan Córdoba podría ser el próximo istmeño en jugar en grandes ligas

2012

Fue el año en que firmó para jugar en las Ligas menores, habiendo jugado ya en cuatro campañas.

‘Voy a trabajar duro para ganarme un lugar en el equipo, sin fijarme contra quien estaré disputando un puesto', aseguró.

Explicó que el fin de este minicampamento ‘es charlar con los prospectos más avanzados, acerca de cómo deben relacionarse con los medios de comunicación y otros temas que debemos dominar para cuando lleguemos a las grandes ligas'

El originario de Changuinola podría ser el próximo panameño en jugar en las grandes ligas, ya que la regla 5 establece que el equipo que lo recibe debe mantenerlo en el roster de 25 toda la campaña.

Pero tendrá que ganarse el puesto en el spring training, sino los Padres deben regresarlo a San Luis porque es obligatorio mantenerlo en las mayores todo el 2017.

A pesar de no haber avanzado más allá de clase A corta, ha tenido una destacada actuación en las menores. En los dos últimos años, ha ganado el título de bateo de la liga de los Apalaches y es un bateador .309 / .375 / .395 en partes de cuatro temporadas en ligas menores.

En el 2016 tuvo un gran año, cuando jugó para los Cardenales de Johnson City.

En 220 apariciones en el plato, Córdoba golpeó .362 (71 en 196), un average de .427 (llegada a bases), un sluggin de .495. También robó 22 bases, mientras fue atrapado sólo cuatro veces.

‘Mi sueño es estar este mismo año en las grandes ligas y voy a poner todo mi empeño para lograrlo', concluyó.