Panamá,25º

19 de Feb de 2020

Boxeo

¿Por qué inflar a una estrella del ring?

La pelea entre Danny García y Rod Salka es clara muestra de cómo proteger a un boxeador

¿Por qué inflar a una estrella del ring?
El triunfo de García era esperado. Su rival jamás lo puso en peligro.

Tal vez Danny García sea el menos culpable de haber peleado el sábado último ante Rod Salka... ¿ o sí lo es?

Como se esperaba, García solo necesitó dos asaltos para noquear a Salka. La pelea iba a ser una disputa por las coronas mundiales de García, pero los organismos que lo reconocen como campeón de las 140 libras, la Asociación y el Consejo Mundial de Boxeo, no dieron su aval para que el pleito fuera titular.

¿La razón? Salka pelea en las 135 libras y no figura en listas de clasificación de estos organismos, ni en ese peso, ni en el superior.

Entonces, ¿por qué permitir siquiera que este combate se produjera?

García quedó en la línea para un pleito de unificación ante el campeón de la Federación Internacional de Boxeo, Lamont Peterson, quien noqueó en 10 asaltos a Edgar Santana.

García, quien se dio el lujo de vencer al peligroso argentino Lucas Matthysse e incluso, de enviarlo a la lona, pareció avalar su trabajo, pese a la cuestionable calidad de su oponente.

‘Les dije a todos que esta noche verían el show de Danny García’, dijo tras derribar dos veces en el segundo asalto a su débil oponente.

El manager de García, Al Haymon, tal vez prefiera no ir a la unificación con Peterson, sino que antes buscará un segundo combate ante Mauricio Herrera, con quien pasó serios problemas antes de derrotarle en una cuestionada, por muchos, decisión de los jueces.