Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Fútbol

LPF debe responder por daño

Pese a reiterados llamados, ningún directivo de la LPF hizo comentarios sobre lo sucedido

La Liga Panameña de Fútbol (LPF) tendrá que responder por los daños ocasionados al estadio Rommel Fernández, por fanáticos que asistieron el viernes último al encuentro del Tauro FC y el Chorrillo, de la undécima jornada del torneo del balompié panameño.

Un grupo de fanáticos quemó papel higiénico y papel toalla en uno de los baños del coliseo deportivo a terminar el choque, produciendo una situación de urgencia, en la que se quemó parte de la estructura del coliseo.

En un comunicado, el Instituto Panameño de Deportes (Pandeportes) sostiene que hoy se dará una reunión con los directivos de la LPF, a fin de que se hagan responsables por los daños ocasionados por los fanáticos de dos equipos de su liga.

Pese a reiterados llamados, ningún directivo de la LPF hizo comentarios sobre lo sucedido.

Aunque no se han cuantificado los daños, se estima que podrían rondar los dos mil dólares, incluyendo el baño’, la instalación, pintura y el cielo raso, que sufrieron severas afectaciones.

Según Pandeportes, la LPF decidió contratar seguridad privada para la custodia de los partidos en los diferentes estadios donde se disputa el torneo, reduciendo el número de unidades de la Policía Nacional, que usualmente brindaban este servicio.

La entidad deportiva oficial aduce que la liga de fútbol no está cumpliendo con lo establecido en la Resolución número 01-12, del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), que regula la seguridad en los estadios e impide que los fanáticos entren a los coliseos deportivos con objetos no permitidos.