Temas Especiales

09 de May de 2021

Hípica

Un caballo especial pudo romper el gran maleficio

‘American Pharoah' acabó con 37 años sin que la hípica estadounidense tuviera un triple coronado. Vïctor Espinosa y Bob Baffert, una dupleta redentora

La maldición de ‘Babe Ruth' acabó en el año 2004, cuando los Medias Rojas de Boston ganaron la Serie Mundial de béisbol.

Este sábado, el potro estadounidense ‘American Pharoah' destrozó otro maleficio: el que un purasangre de tres años ganara la Triple Corona de la hípica estadounidense.

Su victoria no pudo ser mejor y más convincente. Desde el momento en que salió del partidor automático en el poste de los dos mil 400 metros, los más de 90 mil espectadores presentes en el hipódromo de Belmont Park en Nueva York sabían que el talentoso descendiente de ‘Pioneerof The Nile' estaba predestinado para destruir más de tres décadas y media de frustraciones.

‘Ganó un caballo especial, uno que solo nace una vez cada cierto tiempo', expresó Amhed Zayat, uno de los propietarios del ejemplar que se impuso de punta a punta en el Belmont Stakes, dejando atrás a siete contrincantes que poco pudieron hacer ante el impetuoso paso del caballo montado por el jinete mexicano Víctor Espinosa, y acondicionado por Bob Baffert.

CARRERA PERFECTA

Largando desde la posición cinco, Espinosa apuró a ‘American Pharoah' para colocarlo a la vanguardia; en adelante, hizo un monólogo en la punta, marcando los fraccionales más cómodos en muchos años, y cerrado con toda la fuerza.

Los asedios de ‘Materiality' y ‘Madefromlucky' fueron poco efectivos, ante el paso del mimado del Zayat Stable, que iba marcando fraccionales de 24, 48.4 y 1.13.2 para los mil 200 metros.

Allí, Espinosa solo le pidió un poco más a ‘American Pharoah'; la respuesta fue apretando el paso en 1.37.4 para los mil 600 metros llegando a 2.02.1 en los dos milmetros.

En ese momento, el tordillo ‘Frosted' y ‘Mubtaahij' aparecieron como potenciales enemigos, pero el fusta mexicano tenía bien calculada la carrera; desplegó al potro que se alejó con autoridad, ganando por más de ocho cuerpos la prueba y con ello, destruyendo el maleficio que por 37 años mantuvo la Triple Corona de la hípica estadounidense, marcando tiempo de 2.26.3 en los dos mil 400 metros, cerrando en un lujoso 24.2 los últimos 400 metros del evento.

GRAN MOMENTO

‘Fue la carrera perfecta', dijo un emocionado Bob Baffert, quien había fallado en tres ocasiones previas en la captura de la Triple Corona.

‘American Pharoah' se convirtió en el décimo segundo ejemplar en ganar la Triple Corona de la hípica de los Estados Unidos, algo que no pasaba desde 1978, cuando ‘Affirmed' barrió la trilogía.

Víctor Espinosa es el primer jinete latinoamericano que escribe su nombre en el histórico triplete.

‘Es un caballo especial, corre excelente, simplemente es algo muy especial', destacó el azteca.

El futuro para ‘American Pharoah' ahora le aguarda un enfrentamiento ante ‘California Chrome', quien está haciendo campaña en hipódromos de Europa.

==========

Bob Baffert,

‘ ‘American Pharoah' es un gran caballo. Se necesita un gran caballo para hacer lo que ha hecho este ejemplar'

PREPARADOR DEL NUEVO TRIPLE CORONADO.