18 de Oct de 2021

Economía

Lagarde podría suceder a Strauss

BRUSELAS. La Unión Europea (UE) ya empezó a tomar sus distancias con Dominique Strauss-Kahn y a plantearse su sucesión anticipada al fre...

BRUSELAS. La Unión Europea (UE) ya empezó a tomar sus distancias con Dominique Strauss-Kahn y a plantearse su sucesión anticipada al frente del FMI, un puesto clave que el bloque pretende reservar para uno de los suyos, con el nombre de la francesa Christine Lagarde sonando con fuerza en Bruselas.

Oficialmente, Dominique Strauss-Kahn sigue siendo director de la poderosa institución basada en Washington pero su inculpación por agresión sexual, retención ilegal y tentativa de violación puede precipitar su partida, prevista para mediados de 2012 antes de su arresto el sábado último en Nueva York.

Y Christine Lagarde, de 55 años, actual ministra francesa de Finanzas y apreciada por los grandes banqueros mundiales, se perfiló de inmediato como la aspirante europea con más opciones a sucederle.

¿LÓGICA SUCESORA?

‘El sentimiento es que Europa no debe ceder’ en la batalla por el reemplazo de Strauss-Kahn y Lagarde es una ‘candidata claramente creíble’, indicaron fuentes diplomáticas en Bruselas.

Lagarde ‘está a la espera’ de que Nicolas Sarkozy decida si presenta su candidatura, puesto que la costumbre marca que sean los jefes de Estado y de gobierno quienes propongan a los aspirantes a la dirección del Fondo Monetario Internacional (FMI), dijeron las mismas fuentes.

La propia Lagarde se negó a hacer comentarios, mientras que fuentes de su entorno aseguraron que ‘no está sobre la mesa’.

Pero la prensa alemana también mencionaba el martes el nombre de la ministra, indicando que Berlín apoyaría su candidatura, pese a que cuatro de los 11 directores que ha tenido el FMI desde su creación en 1946 han sido franceses.

La posible apertura de una investigación en un caso de supuesto abuso de poder en Francia podría en cambio pesar en contra de la ministra. Los rotativos también barajaron a Josef Ackerman, director ejecutivo del Deutsche Bank, y Thomas Mirow, presidente del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), como posibles aspirantes.